….expectativas también dañadas

por Paulo De León, CABI

Si en el post anterior se demostró que la velocidad de crecimiento viene para abajo en latinoamérica, en éste se revisa que pasa con la inversión. La inversión puede estancarse, aunque siempre tiene un caracter cíclico o anticipativo al ciclo en su mayoría de veces. Es decir, que la inversión se cae primero y luego la actividad.

Un repunte de inversión puede empezar, incluso aún con caída de crecimiento porque es la primera variable que marca el fin de un ciclo a la baja. Entonces la pregunta es si la inversión está ya moviendose en la dirección de una recuperación o incremento, que haría pensar que el ciclo económico a la baja tiene una fecha de caducidad.

Vemos que el cambio en la velocidad de la inversión también tiene una contracción, es decir, que la pendiente o derivada de la inversión sigue negativa. Intuitivamente esto quiere decir que las expectativas de inversión siguen a la baja. Necesitamos ver que la pendiente empiece a subir para llamar la recuperación de la inversión y detrás la recuperación del ciclo económico.

En este ambiente de bajo desempeño y malas expectativas los países de la región se mueven y no escapan esta marea baja; en parte porque no se ven cambios estructurales positivos en ningún país que nos haga pensar que si lo harán.

El crecimiento de la inversión es el más bajo en 3 años para Lat11 y el CA6RD. No hay fin a la vista del ciclo bajista mundial aparentemente. A tomar medidas para contrarestarlo.

 

Deja un comentario