Club de Libros, Diccionario Económico, Ensayos e Investigaciones, Gráfica de la Semana, Guatemala

La ley de los pequeños números

2 Comments 23 mayo 2012

Por Carlos A. Mendoza, CABI

Sigo aprendiendo mucho con la lectura del más reciente libro de Daniel Kahneman (2011) titulado “Thinking, Fast and Slow”. Escribí algo sobre su explicación del sesgo cognitivo a favor de las creencias en el BLOG de Plaza Pública. Ahora quiero hacerlo sobre un tema puramente estadístico, que debemos entender para evitar errores en nuestro análisis.

En los cursos básicos de estadística en la Universidad siempre nos explican, aunque no de la mejor manera –como en esta entrada de Wikipedia en español, la llamada Ley de los Grandes Números –ver entrada en inglés, según la cual el resultado de muestras grandes es más confiable que el de muestras pequeñas. Sin embargo, el punto central de Kahneman (pp. 109-113) es que debemos tener cuidado con el sesgo que tenemos a favor de muestras pequeñas, al atribuirles no solo una representatividad que no poseen sino también poder explicativo. Nuestra mente es un “máquina” que busca constantemente correlaciones y les atribuye causalidad. Es un mecanismo desarrollado durante decenas de miles de años en la sabana africana, que ahora nos conduce a cometer errores elementales frecuentemente.

Kahneman explica sencillamente la teoría: un evento aleatorio por definición no explica nada, pero cuando ocurre repetidamente puede llevar a resultados que muestran alguna regularidad. Es un hecho matemático, por ejemplo, que en una gran urna con muchas esferas de dos colores ( la mitad blancas y la otra mitad negras) la extracción repetida de 4 esferas dará como resultado que la frecuencia con que se extraen “2 negras y 2 blancas” sea, casi exactamente, seis veces la frecuencia de obtener “4 negras” o “4 blancas”. Estos últimos son resultados extremos que se dan con una muestra pequeña de 4 esferas. Si los comparamos con una muestra en la que se extraen repetidamente 7 esferas, la frecuencia de los resultados extremos se reduce dramáticamente, 8 veces menos (los porcentajes esperados de casos extremos son 12.5% con las 4 esferas y 1.56% en las 7 esferas).

El ejemplo que usa Kahneman al iniciar el capítulo trata sobre la incidencia de cáncer de hígado en los pequeños condados rurales de los EE.UU., pero nosotros tenemos un ejemplo mucho más cercano, de mucha actualidad e interés: las tasas de violencia homicida en los municipios de Guatemala. De 305 municipios con población pequeña, menor a 100 mil habitantes en 2011, la PNC reportó 48 en los cuales NO hubo un solo homicidio ese año, mientras que en 80 la tasa de homicidios fue superior a la tasa nacional de 39 por cada 100 mil habitantes. De hecho, hubo 14 municipios con tres dígitos en su tasa de violencia homicida. De tal manera que en los restantes 177 municipios pequeños la tasa fue menor a la nacional, pero mayor que cero. La tasa promedio (sin ponderar) de todos los municipios pequeños fue de 28, mientras que ya ponderada sería 29, por lo que en dichos municipios, de manera agregada, la violencia está 10 puntos por debajo de la tasa nacional. Así que no están por arriba, ni tan abajo, como podrán sugerirnos los casos extremos, sí sólo nos fijáramos en ellos. Peor aún sería concluir que el tamaño de la población es causa de un mayor o menor nivel de violencia homicida.

En conclusión, y parafraseando al Premio Nobel de Economía 2002, la incidencia de violencia homicida varía grandemente de unos municipios a otros, y las diferencias son sistemáticas –los municipios pequeños están entre los más violentos y los más pacíficos. Pero la explicación de ello es meramente estadística: los resultados extremos, muy altos o bajos, son más probables de ser encontrados en muestras pequeñas que en grandes. No es necesario buscar una explicación causal. En eso consiste la “Ley de los Pequeños Números”.

La siguiente gráfica con data al 30 de abril del 2012 nos ilustra lo anteriormente explicado. El tamaño de las esferas corresponde al de la población. Incluye municipios y departamentos. Los colores indican cantidad bruta de homicidios.

Tasas Acumulada de Homicidios en Municipios y Departamentos: al 30 de Abril 2012

GraficoMotionMunis_abr2012

Fuente: elaborada por Carlos A. Mendoza, CABI, con base en la data de PNC al 30 de abril 2012 e INE al 30 de junio 2012.

Un análisis de esta gráfica y de las tendencias de mediano y largo plazo de la violencia homicida están disponibles en el Informe Mensual de Violencia Homicida en Guatemala, elaborado por CABI. Le invitamos a suscribirse. Ya está disponible el Informe de Abril 2012.

Suscribirse con Andrea Arana

E-mail: andreaarana[at]ca-bi.com

Teléfono: (502) 2460-7258

O por medio del formulario electrónico AQUI

Diccionario Económico, Politica Publica, Teoría Económica, Teoría Política

Monopolio Natural

2 Comments 29 marzo 2012

por Stephanie Moll Fetzer, CABI.

La teoría del monopolio natural y la creencia de su utopía económica es un tema controversial.  El monopolio natural en base a su tecnología de producción logra disminuir en el largo plazo sus costos totales al aumentar sus niveles de producción. Este monopolio hace frente a toda la demanda de mercado y una nueva firma no podría entrar pues produciría relativamente poco a costos medios muy altos incurriendo grandes pérdidas.

La polémica surge en este sistema cuando los políticos la utilizan para respaldar los sistemas monopólicos de servicios básicos en su mayoría (como refugio), dejando fuera a la competencia al adoptar regulaciones para estos mismos, envés de dejar que la competencia modere los precios y así desregular la industria.

Un famoso teórico de la economía menciona que cuando un monopolio pareciera haber suprimido las fuerzas de competencia,  pueden estas haberse convertido en otras fuerzas competitivas, debido a que esta última (la competencia) es un proceso económico permanente. Sin embargo de la descripción anterior, el problema es cuando existen regulaciones que remplazan la competencia de mercado (por ejemplo subsidios), afectando la pureza del monopolio natural.

Por lo tanto, como mencionan algunos teóricos, sí partimos del principio económico en el que todo precio en un mercado libre es competitivo es decir que no existen los precios monopólicos en un sistema que permite el ingreso perfectamente libre de nuevas firmas, deberíamos de enfocarnos más en aplicar incentivos para mejorar la competencia, a través de la formulación de políticas de competencia, para que ingresen nuevas firmas competitivas. Es decir, que estas políticas hagan más eficientes las relaciones de mercado al permitir la libre entrada de nuevas firmas, no obstaculizando la atmósfera de competencia. Sin embargo para concluir, las condiciones suficientes para que la competitividad sea perfecta, no se dan en su totalidad (ya sea por acuerdos políticos, licencias exclusivas etc.), por lo tanto es difícil así, fundamentar  la verdadera  existencia del monopolio natural.


Asia y Oceanía, Diccionario Económico, Diccionario Político, Economía Internacional, Europa, Política Internacional, Politica Publica, Sudamérica

Encuentre las 7 diferencias

No Comments 13 noviembre 2011

por Carlos A. Mendoza, CABI

Por favor, vean con atención los siguientes mapas. ¿Cuáles son las similitudes y diferencias entre ellos? Luego les diré qué representa cada uno.

mapa_homicidios_2010

mapa_pobreza_index_mundi

IDH_HDR2011

poblacion_10a19anios_2011

Yo veo lo siguiente:

En el primero, están con colores más intensos los países de América Latina y África. Esta misma diferenciación la veo en los otros tres, aunque las tonalidades son distintas, pues provienen de cuatro documentos independientemente publicados hace pocos días.

El primer mapa refleja los niveles de violencia homicida en cada país del planeta, según la tasa por cada 100 mil habitantes. Elaborado por el Estudio Global sobre Homicidios 2011, de UNODC.

El segundo mapa con los niveles de pobreza en cada país, publicado por IndexMundi que a su vez recopila cifras del CIA World Factbook.

El tercero es el mapa del Indice de Desarrollo Humano recientemente publicado por el PNUD en su Informe Mundial 2011.

Finalmente, el cuarto mapa refleja la población entre 10-19 años de edad por país según una herramienta interactiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). Pueden consultar también el mapa de tasas de natalidad dentro del Informe Estado de la Población Mundial de UNFPA 2011, para ver como se replican los colores en las zonas donde las mismas son altas (p. 17).

¿Qué conclusiones se pueden sacar de todos estos mapas? Pueden dejar aquí sus comentarios. Yo les daré luego mis puntos de vista a partir de una base de datos que elaboré integrando las cifras de 189 países. ¡Feliz semana!

Belice, Costa Rica, Diccionario Económico, Diccionario Político, Economía de Guatemala, El Salvador, Ensayos e Investigaciones, Gráfica de la Semana, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Politica de Guatemala, Politica Publica

Desarrollo Humano: reto para el próximo Presidente de Guatemala

No Comments 04 noviembre 2011

por Carlos A. Mendoza, CABI

Hace pocos días, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) publicó su Informe Mundial 2011 sobre el Desarrollo Humano. En el mismo, como ya es tradición, se da seguimiento al Índice de Desarrollo Humano (IDH) de cada país miembro de las Naciones Unidas, para los cuales hay data disponible que permita evaluarlos en tres dimensiones: ingreso, educación y salud de sus habitantes. Por cierto, este año se logró incluir a 18 países más en el ranking, por lo que hubo un reacomodo en las posiciones. Por ejemplo, es la primera vez que se incluye a Cuba.

La publicación del Informe coincide con la víspera de la Elección Presidencial en Guatemala (y Nicaragua). Así que sirve para evaluar al Presidente del Ejecutivo que sale y también como punto de partida para el entrante. Además, estas evaluaciones pueden hacerse de manera comparativa con otros países, especialmente con los centroamericanos. A continuación presento una serie de gráficas que elaboré con las herramientas dinámicas que facilitó el PNUD en su sitioweb. Incluyo a los siete países de la región y algunas observaciones:

IDH vs. Producto Nacional Bruto per capita (paridad del poder adquisitivo), 1980-2010

IDH vs logPNB ppp 1980_2011

Debido al crecimiento poblacional de Guatemala, el ingreso per capita parece no crecer mucho en los 30 años bajo observación. Sin embargo, sí es evidente que mejoramos en el IDH, aunque siempre por detrás de los demás. Impresionante es el caso de Panamá, que ahora se aproxima a formar parte de la elite de países con Desarrollo Humano “muy alto”. Pareciera que el peso poblacional hace más difícil el avance.

IDH vs. Gasto en Salud Pública como porcentaje del PIB, 2005-2008

IDH vs logGTO salpub 2005_2009

Aunque hay pocas observaciones, es curioso que Honduras, Nicaragua y El Salvador, teniendo niveles similares de gasto en salud tengan distintos IDH, cosa que no sucede con Panamá y Costa Rica.

IDH vs. Gasto Público en Educación como porcentaje del PIB, 1980-2009

IDH vs logGTO edupub 1980_2009

Aquí es donde más evidente es el avance de Guatemala, y parece que la relación con mejoras en el IDH fuera de uno a uno.

IDH vs. Porcentaje de Población Urbana, 1980-2009

IDH vs POB urb 1980_2011

Esta es la gráfica que más me impresiona, pues se observa el mismo comportamiento en los siete países. A mayor urbanización, mejor IDH.

IDH vs. Porcentaje de Población viviendo con menos de US$1.25, 1980-2009

IDH vs Poverty 1990_2011

PNUD sólo cuenta con un año para Guatemala y Nicaragua. Sobresale la forma en que Honduras ha reducido este indicador (pobreza extrema). Lamentablemente, esta reducción en pobreza no se ha traducido en menores niveles de violencia homicida. Sobre eso escribiré el próximo post.

Diccionario Económico, Economía de Guatemala, Ensayos e Investigaciones, Guatemala, Politica de Guatemala, Politica Publica

116 + 15 = 131 ¡Que no cunda el panico!

No Comments 03 noviembre 2011

por Carlos A. Mendoza, CABI

Antes de pegar el grito al cielo y rasgarse las vestiduras por la “caída” de Guatemala en el ranking de Desarrollo Humano del PNUD 2011, hay que informarse que este año se incluyeron 18 países más, debido a que ahora ya se cuenta con información suficiente para medir su desempeño en ingresos, salud y educación.

Pues resulta que 15 de esos 18 nuevos países en el listado, por ejemplo Cuba, tienen mejores indicadores de desarrollo humano que Guatemala. Así que no se trata de un retroceso, sino simplemente de un reacomodo en el famoso ranking. De hecho, es muy poco probable que un país retroceda por mérito propio, pues la tendencia es siempre a mejorar en el IDH. Lo que suele ocurrir es que otros países aceleran su desarrollo y rebasan a los más lentos.

Guatemala ocupó la posición 116 en 2010, de un total de 169 países analizados. Si sumamos los 15 nuevos países que están mejor, pues ahora nos corresponde el puesto 131. Seguimos en el grupo de desarrollo humano medio, pero tampoco es que estemos estancados. Incluso hemos tenido avances, tímidos, año con año en el IDH: 0.569 (2009), 0.573 (2010), y 0.574 (2011). En la tabla 2 sobre tendencias, el Informe del PNUD explica que Guatemala mejoró dos puestos entre 2006-10.

Recordemos que el año pasado hasta se reconoció la forma en que Guatemala se ha destacado por su progreso, a nivel internacional: Índice de Desarrollo Humano 2010: Buenas Noticias para Guatemala (4 nov 2010).

Ver listados de países para 2010 y 2011 aquí (PDF): Listado paises HDR PNUD (686)

Diccionario Económico, Economía de Guatemala, Ensayos e Investigaciones, Guatemala, Teoría Económica

La Facultad de CC.EE. de la USAC en sus 74 años

No Comments 29 agosto 2011

Colaboración de Ariel Batres

A principios del año 1937 ocurre la feliz alianza de un grupo de profesionales, en su mayoría abogados, así como de peritos contadores recién egresados de la secundaria, quienes acuden al abogado Luis Beltranena Sinibaldi para exponerle la necesidad de contar con un centro de estudios superiores que permitiera formar economistas y auditores. El Lic. Beltranera toma la idea y la comparte con uno de los Secretarios del dictador Jorge Ubico. El Secretario le explica al gobernante lo que quiere el abogado, le concede audiencia y logra convencerlo acerca de la necesidad de fundar una nueva Facultad. Después de pensarlo durante pocos días, el dictador llama de nuevo al Lic. Beltranena, le indica que está de acuerdo y a la vez le anuncia que lo nombrará como el primer decano.

Por tal razón, el génesis de la creación de la Facultad de Ciencias Económicas está anotado en el calendario en un 25 de mayo de 1937 cuando se emite el acuerdo gubernativo respectivo, que a su vez ordena inaugurar la Facultad el 30 de junio.

El acto de inauguración y fundación tuvo lugar el 30 de junio de 1937. Punto especial del programa de inauguración lo constituyó el Discurso del Decano, quien ofreció una cátedra de economía en la cual examinó los principios teóricos expuestos por los economistas clásicos o liberales, analizó la situación económica mundial y nacional, y brindó porque la nueva Facultad formara verdaderos profesionales en su rama, y no simples diletantes.

Poco después, el 6 de agosto de 1937, inician las clases en la Facultad con 28 estudiantes aceptados, con títulos de educación media de Perito Contador, Tenedor de Libros, Perito Mercantil o Bachiller.

En las páginas que siguen del ARCHIVO ADJUNTO, se ofrece la descripción del proceso de fundación y apertura de clases, con énfasis en el Discurso ofrecido por el Sr. Decano, cuyo contenido después de 74 años, se considera vigente para el presente siglo. Fac Economia USAC 1937 (843)

Diccionario Económico, EEUU, Guatemala, Mexico

Museos para la educación económica y financiera

1 Comment 21 enero 2011

por Carlos A. Mendoza, CABI

El Banco de Guatemala (BANGUAT) cuenta con un Museo Numismático (entrada gratuita, de lunes a viernes de 9:00 a 17:00 horas). Sin embargo, no tengo conocimiento de otra instancia similar que promueva la educación económica y financiera de la población en general y de los escolares, en particular.

Como resultado del proyecto que la Fundación Soros-Guatemala patrocinó, en CABI hemos creado la Fundación para la Educación Económica de Guatemala, como una organización no-lucrativa que tiene entre sus objetivos movilizar recursos del sector privado y público para financiar iniciativas que contribuyan a que más guatemaltecos tengan acceso a los conocimientos y herramientas económicas y financieras. Una forma de hacerlo es por medio de museos interactivos con exhibiciones orientadas a explicar de manera sencilla los principales conceptos económicos, como las ventajas comparativas y la división del trabajo, el costo de oportunidad, la inflación y otros, más espinosos pero de igual importancia, como la interacción entre Estado y mercado.

Durante mi viaje a México, el año pasado, para conocer la CONDUSEF también tuve la oportunidad de visitar el Museo Interactivo de Economía (MIDE) en el D.F. Es una iniciativa que nació del Banco Central, pero luego contó el apoyo de la iniciativa privada y funciona de manera auto-sostenible (ver sus fundadores y patrocinadores en su página Web). ¡Es sencillamente impresionante! Utiliza muy bien la tecnología de punta para enseñar de manera verdaderamente interactiva a los visitantes, especialmente los adolescentes. Tienen un simulador de mercado, tipo Wall-Street, que ha ganado premios internacionales.

Ayer tuve la oportunidad de comparar al MIDE con el Museo del Dinero creado por la Federal Reserve Bank en Cleveland. El mismo está conceptualizado como un centro de aprendizaje, donde además de la exhibición permanente se organizan charlas informativas y educativas. No es tan grande ni interactivo como el mexicano, y se enfoca más en explicar qué es el dinero, por lo que no abarca otros temas económicos ni financieros. Es un formato de museo más tradicional, con algunas piezas de exhibición y posters con demasiada información escrita, difícil de leer (ver fotos AQUÍ). Cuenta con varias pantallas táctiles para interacción (pero deben ser reemplazadas cada año por sobrecalentamiento) y una zona con pantalla de video.

Me parece que podemos aprender de ambas experiencias. Además del contenido y las metodologías, podemos ver sus modelos de negocio. El MIDE cobra la entrada y tiene su propia tienda, para generar sus propios ingresos. También alquila ciertos espacios para actividades, como eventos tipo conferencia. El de la FED es gratuito y recibe asesoría también gratuita de expertos de otros museos. Además recibe en préstamo piezas para su exhibición. Pienso que en Guatemala el museo podría ser un espacio de alianzas público-privadas, por ejemplo, entre el BANGUAT y la Superintendencia de Bancos (que ya cuenta con un incipiente programa de educación) y el Ministerio de Educación, la banca privada, las Universidades y museos ya existentes, y otras empresas interesadas. Les dejo la inquietud.

—–

Comparto alguna fotos que tomé en México:

MIDE01  Edificio del MIDE en el centro de la Ciudad de México. Propiedad del Banco Central de México.

MIDE02  Niños aprendiendo el concepto de “costo de oportunidad” por medio de un juego interactivo.

MIDE03  Poster explicando concepto de inflación.

MIDE04  Reconocimiento y premio internacional.

Diccionario Económico, Diccionario Político, Economía de Guatemala, Economía Internacional, Guatemala, Japón, Politica de Guatemala, Politica Publica, Teoría Económica

Debate sobre Riqueza, Pobreza y la Redistribución del Ingreso

2 Comments 30 octubre 2010

Por Carlos A. Mendoza, CABI

Esta semana se ha reactivado en los medios de comunicación escritos y la blogosfera chapina un saludable debate sobre si Guatemala es rica o pobre, si la pobreza es el estado natural del ser humano, y si el problema político-económico es generar más riqueza o redistribuirla mejor. Este último punto es un viejo debate, bien representado por la analogía del famoso pastel a ser repartido. Los ubicados a la derecha del espectro ideológico afirman que primero hay que hacerlo crecer, pero no dicen cuánto, ni hasta cuándo, para luego ser repartido. Los ubicados a la izquierda aseguran que ya hay suficiente pastel para que a cada uno le toque una buena tajada ahora. Pero las diversas posturas no se agotan allí: algunos dicen que si repartimos el pastel se acabará para siempre. Otros que si lo repartimos haremos que crezca más. Unos le atribuyen la culpa de todo al pastelero, o a quien parte y reparte el pastel. Hay quienes piensan que tanto el pastelero como el repartidor son el mismo sujeto y, por ello, se queda con la mejor parte, dejando las migajas para los demás.

Dicho debate estimula intelectualmente porque nos hace pensar como economistas y filósofos políticos. Por otro lado, es un debate crucial para nuestro tiempo porque está en el corazón de la economía política que repercute en la vida de millones de personas y, por lo tanto, tiene grandes implicaciones éticas. Hasta resulta educativo porque en el mismo se revelan no sólo las preferencias ideológicas sobre el tipo de sociedad ideal al que los participantes aspiran, sino también sus creencias religiosas.

Continue Reading

Diccionario Económico, Economía Internacional, Educación Financiera, EEUU, Europa, Mercados Financieros, Teoría Económica, Teoría Financiera

¿Cuáles son las causas de la crisis económica en Europa?

No Comments 18 octubre 2010

Les compartimos este programa de Redes de la Ciencia emitido el fin de semana en Televisión Española. Es bastante educativo y contribuye al debate. Duración: 30 minutos.

 Los entresijos de la crisis mundial (17 de octubre de 2010)

¿Qué acontecimientos han conducido a esta gran crisis mundial? ¿Cómo influye la economía de EEUU en la economía española? ¿Tiene la gente una percepción real de los problemas derivados de la crisis que acechan a su vida? ¿Sería bueno crear una moneda única para todos los países?. Aunque la ciencia no pueda abordar estos temas con el rigor que desearíamos, en Redes tratamos de entender un poco más la actualidad económica de la mano del Premio Nobel Robert Mundell, promotor hace más de 20 años de la moneda única europea.

Redes: Los entresijos de la crisis mundial (17/10/10)

 

Si no funciona el video de arriba pueden ir directo al siguiente vínculo de Internet: AQUÍ

Diccionario Económico, Economía Internacional, Teoría Económica

Nobel de Economía 2010

No Comments 11 octubre 2010

por Carlos A. Mendoza, CABI

Este año el Banco de Suecia ha otorgado el Premio en Ciencias Económicas, en memoria de Alfredo Nobel, a Peter A. Diamond, Dale T. Mortensen, y Christopher A. Pissarides por su análisis de los mercados en los cuales es difícil que la demanda se encuentre con la oferta, como el mercado laboral, de bienes inmuebles o, incluso, de parejas. La llamada search theory.

libros_nobel_eco2010 

Continue Reading

Diccionario Económico, Teoría Económica

Fallece el Nobel Samuelson

1 Comment 13 diciembre 2009

Por Miguel Gutiérrez, Cabi

El día Domingo 13 ha fallecido el emblemático Economista Paul Samuelson, quien fuese uno de los fundadores de la economía neoclásica moderna, ayudando a formar las bases de la economía moderna actual; iniciando así la el entierro de la economía narrativa y a una gran parte de pensadores en el área económica. Esta narrativa bizarra y oscura ha sido casi extirpada en todo el mundo. Aun se ven resabios en algunos países como en Guatemala, donde algunas veces se privilegia la narrativa sobre la matemática.

El Nobel Samuelson, obtuvo su grado en Economía en la Universidad de Chicago y obtuvo su doctorado en la Universidad de Harvard. Posteriormente, fue nombrado profesor de economía del Instituto Tecnológico de Massachusetts donde creó un centro de estudios económicos.

El profesor Samuelson era conocido por su trabajo en la aplicación de rigurosos análisis matemáticos para el equilibrio entre los precios y la oferta y la demanda. En un Comunicado presidenta del MIT, Susan Hockfiel afirmo que “Paul Samuelson transformó todo lo que tocó: los fundamentos teóricos de su campo, la manera de enseñar economía al mundo, los rasgos y la dimensión de su departamento, las prácticas de investigación del MIT y la vida de sus colegas y estudiantes”,
Samuelson fue el primer estadounidense en ser galardonado con el premio Nobel de economía, en 1970, reconociendo en la década de los setenta (la Academia Sueca) que ha “hecho más que cualquier otro economista contemporáneo para aumentar el nivel de análisis científico de la teoría económica”.

Samuelson afirmaba en su tesis de 1947 que “ las matemáticas eran esenciales para el análisis económico” objetando que la economía de aquel tiempo practicaba “gimnasia mental de una clase particularmente depravada”. Samuelson dotó a las ciencias económicas de un lenguaje común.
En su “síntesis neoclásica de los descubrimientos económicos antiguos y modernos”, compatibilizó de las ideas de Keynes con las de la visión marshalliana y del liberalismo económico que precedió a la revolución teórica keynesiana. Sus conclusiones apuntaban a que, aunque el mercado no aseguraba automáticamente el equilibrio en las economías capitalistas, los países podían controlar exitosamente tanto la depresión como la inflación a través de políticas fiscales y monetarias adecuadas.

El pragmatismo de sus trabajos fueron criticados por monetaristas acusándolo “keynesiano intervencionista”, así como por los keynesianos más fundamentalistas o ingenuos que le imputaban haber “distorsionado” el mensaje de lord Keynes.
Entre sus alumnos más destacados se encuentran el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke, el Nobel y columnista del New York Times Paul Krugman y Christina Romer, directora del Consejo de Asuntos Económicos de la Casa Blanca.

Club de Libros, Diccionario Económico, Ensayos e Investigaciones, Teoría Económica

Neuroeconomía: más allá de behavioral economics

2 Comments 25 noviembre 2009

Nota: estos son párrafos tomados del libro Neuro-cultura, una cultura basada en el cerebro. Autor: Francisco Mora (2007). Alianza Editorial, pp. 105-106, 111.

¿Qué es la neuroeconomía?

La neuroeconomía es la aplicación de los conocimientos acerca de
cómo funciona el cerebro humano a la economía, particularmente en
el estudio de cómo los seres humanos toman decisiones. Ello implica
que el término economía en neurociencia tiene una connotación gene-
ral que va más allá de la puramente monetaria y refiere al estudio de las
conductas que desarrolla un individuo cuando tiene que seleccionar y
escoger una opción entre muchas. Por tanto, neuroeconomía es una
disciplina con un campo fértil para la investigación en ambas áreas,
neurociencia y economía. Esta disciplina es nueva, se nutre de experi-
mentos realizados en seres humanos utilizando técnicas de imaginería
cerebral y también de experimentos de neurofisiología en primates y
otros animales. Continue Reading

Diccionario Económico, Economía de Guatemala, Guatemala, Mercados Financieros, Teoría Económica, Teoría Financiera

¿Es el mercado de las papas igual al mercado de capitales?

22 Comments 03 noviembre 2009

por Carlos A. Mendoza, CABI

El ingeniero Manuel Ayau ha respondido (“Bolsa de valores y ProReforma,” en elPeriódico 03 nov. 09) a una crítica que Miguel Gutiérrez realizó al proyecto de ProReforma en este BLOG (06 oct 09). En la misma, Miguel argumentó que sin la emisión de deuda pública será imposible que el mercado de capitales se desarrolle en Guatemala. Ayau responde afirmando que el mercado de capitales, al igual que el mercado de las papas, no requiere de la intervención del Estado para surgir. Según él, únicamente se necesita de papas y de los productores, comerciantes y consumidores de las mismas (es decir, de la oferta y la demanda) para que el mercado de papas exista y se desarrolle. Sin embargo, ¿será cierto que el mercado de capitales es similar al mercado de papas? Yo pienso que no. Continue Reading

Diccionario Económico, Mercados Financieros, Política Internacional, Tecnologia Financiera, Teoría Financiera, The Black Box

Qué es regulación

No Comments 21 octubre 2009

por Diego Joachin, CABI

Me pareció interesante lo que acabo de leer en el reporte anual de MFGlobal, el broker más grande:

Our business activities are extensively regulated by a number of U.S. and foreign regulatory agencies and exchanges. These regulatory bodies and exchanges are charged with protecting investors by imposing requirements relating typically to capital adequacy, licensing of personnel, conduct of business, protection of client assets, record-keeping, trade-reporting and other matters. They have broad powers to monitor compliance and punish non-compliance with their rules. If we fail to comply with applicable regulations, we may be subject to censure, fines, cease-and-desist orders, suspension of our business, removal of personnel, civil litigation, revocation of operating licenses or other sanctions.

Aquí regulación se refiere al instrumento para acelerar la trasparencia y robustecer la certeza juridica. En palabras de Frédéric Bastiat: la fuerza común organizada para obstaculizar la la irresponsabilidad de terceras personas hacia la iniciativa individual.

Un obsequio: lista de organizaciones regulativas y bolsas a las que CABI tiene acceso:

Continue Reading

Diccionario Económico, The Black Box, Vida Real

Interesante definición

No Comments 23 septiembre 2009

Por Paulo De León, CABI

Llevo años de ser fanático de los posters de despair.com Sus productos des motivacionales son geniales. Con la crisis incoporaron dentro de sus definiciones el término Economía:

economics03

Diccionario Económico, Ensayos e Investigaciones, Teoría Económica, Teoría Política

Aportes de Hayek al institucionalismo cognitivo

7 Comments 22 abril 2009

por Carlos A. Mendoza, CABI

Friedrich von Hayek es uno de los primeros pensadores del siglo veinte que se atrevió a desafiar el paradigma dominante en las ciencias sociales de su tiempo, el conductismo, que ignoraba los procesos mentales por considerar que únicamente lo observable era objeto de estudio. Hayek consideraba el behaviourism como una actitud radicalmente objetivista. Uno de sus principales aportes fue el esfuerzo por elaborar una teoría general sobre el origen y el cambio institucional basada en aspectos cognitivos y retomando los aportes conceptuales de Darwin, algo también arriesgado de hacer en su época por el desprestigio del Darwinismo Social. Continue Reading

Diccionario Económico, Diccionario Político, Economía Internacional, EEUU, Ensayos e Investigaciones, Política Internacional, Por País

La evidencia de años recientes favorece a los demócratas

No Comments 24 octubre 2008

Por Carlos A. Mendoza, CABI

El POST de Paulo De León sobre si los demócratas son mejores que los republicanos para el desempeño económico ha generado interesantes comentarios. José Raúl González sugiere que no es el partido lo que importa sino el candidato. Yo le respondí con un comentario: “precisamente la función de la etiqueta partidaria es servir de shortcut cognitivo para inferir el comportamiento del candidato. Para un candidato nuevo, el challenger, es difícil anticipar su comportamiento. Es más fácil [hacerlo] para el que corre por reelección, el incumbent. Se puede demostrar empíricamente que sí hay diferencia en el resultado del déficit fiscal respecto al partido.” A continuación mi esfuerzo por demostrarlo con datos a mi alcance.

Utilizando los datos del Fondo Monetario Internacional, disponibles para el período 1980-2007, podemos explorar la hipótesis nula de que no hay diferencia estadísticamente significativa entre los resultados del desempeño económico de los dos partidos que se alternan el poder en los EEUU. Las variables dependientes son las siguientes: tasa anual de crecimiento económico, tasa anual de inflación, tasa anual de desempleo, y déficit fiscal como porcentaje del PIB.

Veamos nuestra variable independiente: Partido político (demócrata o republicano)

9 años de gobierno demócrata: 1 de Carter y 8 de Clinton

19 años de gobierno republicano: 8 de Reagan, 4 de Bush papá, y 7 de Bush hijo (W.)

Es decir que tenemos 28 observaciones. El 68 por ciento del tiempo ha habido gobernante republicano, y el 32 por ciento ha sido demócrata.

Ahora veamos nuestras variables dependientes:

crecimiento.jpg a) Crecimiento económico, medido por el cambio porcentual anual del PIB a precios constantes, según el World Economic Outlook del FMI. La media en el período observado fue de 2.92 por ciento, para cada partido político fue:

Obs. Mean Std.Dev.  Min Max

Demócratas 9 3.27 1.49 -0.23 4.50

Republicanos 19 2.75 1.92 -1.94 7.19

inflacion_usa.jpg b) Inflación, medida como el promedio anual de variación porcentual de precios al consumidor. La media del período fue de 3.85 por ciento. Según cada partido fue:

Ver gráfica

Obs. Mean Std.Dev. Min Max

Demócratas 9 3.81 3.67 1.55 13.50

Republicanos 19 3.87 1.95 1.60 10.38

desempleo_usa.jpg c) Desempleo, medido por la tasa anual de desempleo respecto al total de la fuerza laboral. La media de los 28 años fue: 6.10 por ciento. Desglosando por partido:

Ver gráfica

Obs.  Mean  Std.Dev.  Min  Max

Demócratas  9  5.42  1.14  3.97  7.17

Republicanos  19  6.41  1.51  4.61  9.71

deficit_usa.jpg d) Balance del presupuesto del Estado (déficit o superávit respecto del PIB), medido en precios corrientes. El promedio nacional del período fue de -3.21 por ciento. Según cada partido:

Ver gráfica

Obs. Mean Std.Dev. Min Max

Demócratas  9  -1.63  2.26  -4.94  1.62

Republicanos 19  -3.96 1.37  -5.77  -0.39

Las tablas y gráficas precedentes indican que en los cuatro indicadores de desempeño elegidos, los demócratas obtuvieron mejores resultados. Sin embargo, es necesario correr pruebas de hipótesis para verificar si las diferencias son (o no) estadísticamente significativas. Basta con un test de comparación de medias entre dos grupos (t-test). Utilizando el comando ttest de STATA 10.1 para dos muestras con igual varianza (supuesto [1]), podemos concluir que:

Las diferencias en crecimiento económico, inflación y desempleo no son estadísticamente significativas (para un nivel de significancia de 0.05). En contraste, la diferencia en términos del déficit fiscal sí es estadísticamente significativa (incluso para un nivel de significancia de 0.01).

Es interesante este resultado porque esa es la variable que el Ejecutivo sí puede controlar de manera directa, aunque condicionado por lo que finalmente apruebe el Legislativo. La inflación depende en gran medida de la política monetaria decidida e implementada por la FED. Empleo y crecimiento son determinadas, a su vez por estas y por otras variables.

No entro a discutir ningún modelo econométrico con aspiraciones explicativas (causalidad). Simplemente quería explorar si hay, o no, relación entre déficit fiscal y partido político en el poder. Los datos sugieren que sí la hay.

El principal problema de este ejercicio es el pequeño número de observaciones, pero nos da una buena idea de los resultados de política y de la (in)consistencia entre el programa ideológico y la implementación de dicho programa. Prácticamente estamos comparando a Clinton versus tres distintas administraciones republicanas. Por cierto, como pueden ver en la gráfica siguiente, a Reagan tampoco le fue bien manejando el déficit fiscal.

deficit_pres.jpg

[1] Después de verificar si se cumple el supuesto de igual varianza, se descubre que no es el caso para la inflación. Por lo tanto se corre nuevamente el ttest pero para varianzas desiguales. La conclusión no varía. Para saber qué test estadístico utilizar, recomiendo ver la página de UCLA.

box_stata.jpg Para interpretar correctamente las gráficas de cajas sugiero ver la descripción de STATA 10.1

Diccionario Económico, Economía de Guatemala, Economía Internacional, Guatemala, Politica de Guatemala, Por País, Teoría Económica

Gobierno de Guatemala y BANGUAT con las “manos atadas”

5 Comments 09 octubre 2008

Por Carlos A. Mendoza, CABI

En la década de los noventas el péndulo de la historia estaba claramente inclinado hacia la derecha del espectro ideológico. Internacionalmente, había fracasado el experimento socialista. Localmente, el populismo monetario del gobierno de Vinicio Cerezo, y la inflación que generó, habían impactado fuertemente los modelos mentales compartidos por las elites políticas y económicas, de tal forma que se aprovechó la reforma constitucional de 1993 para prohibir que el Banco de Guatemala otorgara financiamiento directo o indirecto al Gobierno de la República.

El artículo 133 de nuestra Constitución, literalmente dice: “Con la finalidad de garantizar la estabilidad monetaria, cambiaria y crediticia del país, la Junta Monetaria no podrá autorizar que el Banco de Guatemala otorgue financiamiento directo o indirecto; garantía o aval al Estado, a sus entidades descentralizadas o autónomas, ni a las entidades privadas no bancarias. Con ese mismo fin, el Banco de Guatemala no podrá adquirir los valores que emitan o negocien en el mercado primario dichas entidades. Se exceptúa de estas prohibiciones el financiamiento que pueda concederse en casos de catástrofes o desastres públicos, siempre y cuando el mismo sea aprobado por las dos terceras partes del número total de diputados que integran el Congreso a solicitud del Presidente de la República.”

Dicha modificación se aprobó teniendo como referencia el paradigma monetarista, según el cual más dinero en circulación siempre genera inflación. No se pensó en posibles situaciones de recesión económica, cuando se hace imprescindible satisfacer la demanda del público por más efectivo. Según, Krugman (1994), las operaciones de mercado abierto por medio de las cuales el Banco Central adquiere deuda emitida por el Gobierno son una forma digna de hacer política monetaria. Recordemos que Keynes sugería esconder botellas llenas de efectivo para que fueran encontradas por personas emprendedoras, mientras que para Friedman daba igual si el dinero se lanzaba de forma aleatoria desde un helicóptero.

La receta keynesiana indica que una política monetaria expansiva puede inducir a los agentes económicos (empresas y hogares) a reactivar el ciclo de consumo y producción. Krugman afirma que esta receta funcionó bien al aplicarse después del crash de octubre de 1987 (cuando el precio de las acciones cayó 23 por ciento en cinco días). Sin embargo, Keynes también se preocupó por los casos en los cuales la expansión monetaria no es suficiente, es decir, cuando la recesión se convierte en depresión económica. En dicho escenario nadie está dispuesto a consumir, no importa cuánto efectivo se posea. Es la llamada “trampa de liquidez”. Se considera que Inglaterra y los EEUU cayeron en dicha trampa a mediados de la década de los años treinta.

En eso casos extremos, la recomendación de Keynes es aumentar el gasto público. No es únicamente expansión monetaria, sino también expansión fiscal. Krugman, sin embargo, insiste que ésta es una estrategia de “desesperación, una droga peligrosa que sólo debe ser recomendada cuando los remedios usuales de política monetaria han fallado.”

Mi punto es que con la reforma constitucional de 1993 que, entre otros cambios, prohibió las operaciones de mercado abierto, se le quitó a la autoridad monetaria un mecanismo de inyección de dinero en la economía. Desde el punto de vista teórico, la justificación era evitar presiones inflacionarias. Desde una postura más ideológica, lo que se quería era disciplinar el gasto público, obligando al Estado a pagar “tasas de interés de mercado” por los recursos que requiriera. Otros dirían, por supuesto, que eso fue simplemente un mecanismo diseñado por el sector privado para aprovechar las necesidades de financiamiento del Estado y ganar fácilmente intereses, corriendo escaso riesgo.

Por otro lado, la cláusula de escape del artículo 133 deja lugar a cierta ambigüedad: ¿podría considerarse la actual crisis financiera mundial como una amenaza real capaz de generar una “catástrofe o desastre público”? Sin embargo, parece más difícil alcanzar el consenso político: ¿se podrían conseguir los votos de dos tercios del Congreso para levantar dicha prohibición al Banco de Guatemala? No lo sé. ¿Qué tan flexible serán los modelos mentales compartidos por las actuales elites políticas y económicas?

Seguro que cuando la situación apremie, los empresarios estarán a favor de la intervención estatal, ya sea vía expansión monetaria o fiscal. A los políticos seguramente habrá que darles sus bolsitas de dinero para ejercer en sus distritos el tan gustado clientelismo, así como se hizo en los EEUU para que se aprobara el billonario paquete de rescate financiero.

Referencia:

Krugman, Paul (1994). Peddling Prosperity. Economic Sense and Nonsense in the Age of Diminished Expectations.

Diccionario Económico, EEUU, Por País, Teoría Económica, Teoría Financiera

La importancia de las ideas (o los modelos mentales compartidos)

22 Comments 19 agosto 2008

Por Carlos A. Mendoza, CABI 

Estoy escribiendo algunos insumos para el debate, pero releyendo a Krugman me encuentro con este párrafo de Keynes, con el cual el primero de ellos decidió introducir su libro titulado “Peddling Prosperity”. Es una joya para hacer un meta-análisis de nuestro diálogo sobre freebanking y Banca Central:

“The ideas of economists and political philosophers, both

when they are right and when they are wrong, are more

powerful than is commonly understood. Indeed, the

world is ruled by little else. Practical men, who believe

themselves to be quite exempt from any intellectual

influences, are usually the slaves of some defunct

economist. Madmen in authority, who hear voices in the

air, are distilling their frenzy from some academic

scribbler of a few years back … soon or late, it is ideas,

not vested interests, which are dangerous for good or

evil.”

JOHN MAYNARD KEYNES

The General Theory of Employment, Interest, and Money

 

Diccionario Económico, Guatemala, Por País

CUIDADO CON EL LENGUAJE – ESPECULACION

3 Comments 18 julio 2008

por Diego Joachin, CABI 

El miercoles 16 Julio un senador del congreso norteamericano le preguntó al presidente de la FED que si la inflación está explicada por la especulación en los mercados de energía. Bernanke respondió ¨primero llamemos a las cosas por su nombre, usted se refiere a la manipulación del precio del petroleo¨. (Transmisión del congress hearing, CNBC)

Especular no es apostar ni manipular. Dickinson Watts, presidente del Cotton Exchange durante los años 1870 y 1880, definió la especulación como una aventura basada sobre el cálculo que exige una actitud de independencia, juicio, coraje y prudencia. Victor Niederhoffer en 1996 escribió que la especulación es una forma sistematica, cientifica y economica de acelerar lo inevitable.

Se percibe la especulación como algo malo y que debe eliminarse porque se confunde con la manipulación del ambiente en beneficio de alguien de forma injusta. El 98% de los participantes en los mercados de derivados son especuladores, los que traen liquidez y le dan energia al sistema de precios. El empresario o comerciante es un tipo de especulador.

La proxima vez que hablemos del precio de la gasolina hay que diferenciar manipulación de especulación; la confusión del concepto es tanto del primer como del tercer mundo.

Pd. La CFTC no ha encontrado evidencias de manipulación en los futuros de petroleo. De hecho la caida en el petróleo (tarde o temprano) tambien será apoyada por los especuladores; para eso estan, para descubrir el precio.

Diccionario Económico, Diccionario Político, Economía de Guatemala, Economía Internacional, Guatemala, Por País

Insumos meta-teóricos para el debate: las comunidades epistémicas

13 Comments 31 marzo 2008

Por Carlos A. Mendoza, CABI

Dando seguimiento al post de Paulo sobre la posible regulación de los mercados en donde se presumen “burbujas”, estas son algunas conexiones rápidas que hicieron mis neuronas:

Paulo invita a neokeynesianos y libertarios a debatir sobre la (in)conveniencia de utilizar, por ejemplo, tasas de interés para intervenir ciertos mercados que parecieran mostrar síntomas de “efervescencia”, la cual puede ser muy perjudicial para la economía en su conjunto. Ganar el debate no depende necesariamente de la buena argumentación de cada bando. La victoria ideológica no está en función de la validez, comprobada empíricamente, de sus aseveraciones. Entonces, ¿Cómo deciden los tomadores de decisiones a quién escuchar y seguir? Algo nos pueden orientar los teóricos del pensamiento colectivo. [1]

Se define como comunidad epistémica a la red de profesionales con reconocida experiencia, especialización y competencia en un dominio particular, y con la capacidad de ejercer cierta autoridad en determinadas políticas, basada en el conocimiento relevante que poseen sobre dicho dominio. Estas redes profesionales son comunidades porque comparten un conjunto de normas y valores, creencias sobre causalidad y nociones de validez, que les cohesionan a la hora de enfrentar cualquier desafío de política.

En el tema que nos concierne, pienso que los tecnócratas del Banco de Guatemala podrían considerarse como una comunidad epistémica con acceso privilegiado a los tomadores de decisiones. En los EEUU, por ejemplo, la Escuela de Chicago definitivamente concuerda con la definición. El core de la Marroquín también es una comunidad epistémica, pero no creo que tengan mucho que decir en este tema, pues el solo hecho de hablar de “burbujas” implica aceptar la existencia de imperfecciones en los mercados, y eso sería renunciar a creencias como la autorregulación de los mismos.

Las comunidades epistémicas son las que tienen mayores probabilidades de influenciar la política doméstica (o internacional) durante períodos de crisis, en los que los tomadores de decisiones enfrentan incertidumbre, pues éstos buscan a los expertos que están “armados con las soluciones de política” que ellos necesitan.

En nuestro contexto, pienso en la Junta Monetaria en medio de la incertidumbre provocada por la actual crisis financiera y la recesión en los EEUU, y el incremento en el precio de los commodities. ¿A qué comunidad de expertos acudirá? ¿Existe realmente algún consenso sobre el diagnóstico del problema y sobre la batería de herramientas disponibles para enfrentarlo? Paulo ha planteado dudas importantes al respecto.

Frente a la incertidumbre, el papel de las ideas es más importante que nunca. La selección de las mismas es un proceso de aprendizaje colectivo, en el cual no sólo se adquiere nueva información, sino que también se aceptan nuevas formas de establecer vínculos entre causas y efectos, entre medios y fines. Dicho proceso es político y, al final, conducirá al cambio.

El proceso mismo de innovación de políticas, su difusión, selección y persistencia (institucionalización), puede conducir incluso al cambio de intereses. Estamos hablando, entonces, de una evolución cognitiva mediada por la interpretación colectiva. Al fin de cuentas, debemos aceptar que poseemos formas colectivas de entender el mundo físico y social que nos rodea, y que las ideologías no son otra cosa que modelos mentales compartidos, formas intersubjetivas de entender esa realidad.

[1] Las ideas y conceptos que resumo son de académicos que trabajan relaciones internacionales, como Emmanuel Adler y Peter Haas. Recomiendo leer el Vol. 46, No. 1 del Journal of International Organization (Winter, 1992), titulado “Knowledge, Power and International Policy Coordination”.

Diccionario Económico, EEUU, Por País, Teoría Económica

2007 Conference on Chicago Economics (Parte II)

No Comments 16 noviembre 2007

Por Carlos A. Mendoza, CABI
 

Continúo compartiendo algunas ideas interesantes de la conferencia organizada en la Universidad de Chicago el pasado 10 de noviembre.
 

Otro panel fue titulado “Comprendiendo el Comportamiento Humano”. Uno de los panelista fue Gary Becker, Premio Nobel de Economía en 1992. Se le otorgó, precisamente, por “haber extendido el dominio del análisis microeconómico sobre un amplio rango de interacciones humanas, incluyendo el comportamiento que no ocurre en el mercado.” Becker afirmó que las teorías de la Universidad de Chicago han demostrado ser muy poderosas, aunque no siempre han sido aplicadas exitosamente. El poder de dichas teorías descansa en la flexibilidad de su plataforma, pues ésta es capaz de aprender de otras disciplinas y, por lo tanto, de evolucionar. Como ejemplos dio el marco de rational choice, la consigna de que “los incentivos importan” y el concepto de equilibrio. Como era de esperarse, aplicó algunos de estos conceptos teóricos a problemas como la adicción, el contagio del VIH-SIDA, la obesidad, el terrorismo y la discriminación. Finalizó su intervención diciendo que, ahora, uno de los retos es desarrollar una “teoría de la persuasión” que nos ayudará a comprender porqué en muchos ámbitos del comportamiento humano “es racional no ser racional”.
 

Confieso que la presentación que más me llamó la atención fue la del profesor Thaler, quien habló sobre el “paternalismo libertario”. Por supuesto, el aparente oximoron generó expectación. Según él, ambos términos no tienen porqué ser excluyentes. El libertario es quien protege el derecho individual a escoger, mientras que el paternalista es el que busca mejorar el bienestar de las personas. Su argumento principal es que puede pensarse en una “arquitectura de la elección”. Es decir, que pueden diseñarse las instituciones que faciliten a las personas tomar las mejores decisiones. Se acerca a la idea de Rajan sobre “regulación de incentivos” que mencioné en la primera parte de este artículo.
 

Según Thaler, el arquitecto institucional tiene que elegir entre varias opciones, y ya sabemos que hay diseños institucionales que funcionan mejor que otros. Pero para identificarlos se pregunta qué constituye un buen diseño institucional. Aquí aconseja observar la evidencia empírica que provee la psicología. Por ejemplo: las default options, el error esperado, y la retroalimentación. Sobre las default options explicó que es importante entender cuáles son las rutas por las cuales el comportamiento humano muestra menor resistencia. Dio como ejemplo la diferencia entre países que piden consentimiento para la donación de órganos y los que, por el contrario, tienen como default option la donación y piden que explícitamente se diga que no se quiere donar. Respecto al error esperado del comportamiento humano explicó que se usa en las recetas de medicamentos: a las personas no se les olvida tomar la medicina si es una vez al día, pero se les complica cumplir si les dicen que es cada cuatro horas. La retroalimentación también es importante en el diseño de instituciones porque las personas aprenden constantemente y para ello es necesario proveerles de información que les indique cómo van progresando hacia determinada meta. Para más detalles y ejemplos sugiero ver los siguientes vínculos:
 

Sunstein, Cass & Richard H. Thaler (2003). “Libertarian Paternalism is not an oxymoron”, University of Chicago Law Review 70 (4): 1159-1202.
 

http://aei-brookings.org/admin/authorpdfs/redirect-safely.php?fname=../pdffiles/phptj.pdf
 

Artículo en The New York Times: “Sometimes, What’s Needed Is a Nudge” by David Leonhardt (16 mayo 2007)
 

http://www.nytimes.com/2007/05/16/business/16leonhardt.html?ref=health
 

Incluso hay una entrada en Wikipedia sobre el “paternalismo libertario”
 

http://en.wikipedia.org/wiki/Soft_paternalism
 

También hay un PodCast en la Universidad de Chicago
 

http://uchicagolaw.typepad.com/faculty/2006/10/sunstein_podcas.html
 

 

Diccionario Económico, Diccionario Político, EEUU, Guatemala, Por País

Conceptos de estadística 101

No Comments 05 julio 2007

Para los lectores que desean conocer más sobre algunos conceptos básicos de la estadística inferencial, sugiero algunos sitios de Internet. Primero lo que aparece en la Universidad de Michigan, en inglés, porque es una de las más reconocidas por la investigación de la opinión pública (encuestas):
 

The Vocabulary of Error Análisis

An error in a measurement is the difference between the result of the measurement and the true value of whatever you were trying to determine. An error can be expressed in two ways:

An absolute error is an error expressed in physical units. For example, if we measure the acceleration due to gravity in the lab room to be 9.7 ms, the absolute error is -0.1 ms. Absolute errors should always have the physical units indicated.

A relative error, or fractional error, is an error expressed as a fraction of the value measured or the true value (if the error is small, it makes little difference). In the above example, the error was 0.1/9.8 = 1% relative to the true value. If the true value is not known, relative errors are given with respect to the measurement. Relative errors should always be displayed as a percentage, to avoid confusion with absolute errors.

An uncertainty is a range, estimated by the experimenter, that is likely to contain the true value of whatever is being measured. For example, if you measure a distance with a meter stick you usually assign an uncertainty of ± 1mm to the result. Uncertainties can be expressed in absolute terms or relative terms, just as errors can. People often say “error” when they mean uncertainty, just because it doesn’t take as long, but what is meant can usually be figured out from the context. I’ll try not to do it myself in these pages.

A confidence level is the probability that the true value of your experiment falls within a given range of uncertainty. Confidence levels can be exactly defined if you have a good understanding of the nature of your errors.

A systematic error is not a way of expressing an error, but a breed of problem which often plagues experiments. A systematic error biases your measurements in some predictable way, although you may not know how to predict it. A simple example would be a voltmeter which only displays 90% of the true voltage, so the size of the error changes depending on what you’re measuring. Systematic errors can get very complex, but once understood you can modify your results to remove them.

A random error is an error which is present every time you take the measurement, but which varies unpredictably in size and direction. Random errors are always present, but fortunately follow well-behaved statistical rules. The effects of random errors can be reduced only by repeating the measurement as often as possible.

An illegitimate error is not one born out of wedlock, but a one-time mistake in the procedure which produces a bizarre value. If you know you made a mistake (for example, kicking the equipment in frustration) then you can just throw out that measurement. Usually the mistake is more subtle, for example misreading a display or an unexpected power surge in the equipment. In this case, people usually use some statistical criteria to throw out data which are well outside the normal range of possibility.

The precision of a measurement is the total amount of random error present. A very precise measurement has small random errors, but just because a measurement is precise doesn’t mean that it’s accurate (see below); undiscovered systematic errors might skew your results drastically.

The accuracy of a measurement is a way of talking about the total error in your final result. An accurate measurement is very close to the true value. Just because a measurement is accurate doesn’t mean it’s precise; an accurate value with a wide possible range isn’t very useful.

Más información en: http://instructor.physics.lsa.umich.edu/ip-labs/tutorials/errors/vocab.html
 

Errores en el muestreo
 

Cuando se utilizan valores muestrales, o estadísticos para estimar valores poblacionales, o parámetros, pueden ocurrir dos tipos generales de errores: el error muestral y el error no muestral. El error muestral se refiere a la variación natural existente entre muestras tomadas de la misma población.
 

Cuando una muestra no es una copia exacta de la población; aún si se ha tenido gran cuidado para asegurar que dos muestras del mismo tamaño sean representativas de una cierta población, no esperaríamos que las dos sean idénticas en todos sus detalles. El error muestral es un concepto importante que ayudará a entender mejor la naturaleza de la estadística inferencial.
 

Los errores que surgen al tomar las muestras no pueden clasificarse como errores muestrales y se denominan errores no muestrales.
 

Más información en: http://www.itch.edu.mx/academic/industrial/estadistica1/cap01.html
 

El concepto de margen de error
 

El margen de error es derivado de la idea de intervalo de confianza (IC), concepto fundamental en ciencia estadística. En breve, un IC es un intervalo de valores que, en una investigación estadística, se estima que tiene una determinada probabilidad (95% por lo general) de contener el verdadero valor de una cualidad de un universo. Un ejemplo sencillo: Si se presume que en Omega (para el caso, un universo o población) la talla de los hombres alcanza en promedio 1.80mt, un IC al 95% de confianza podría ser el intervalo entre 1.77mt y 1.83mt (en este caso particular la amplitud del intervalo será 0.03mt). Si este IC (o cualquier otro que contuviese el valor 1.80) fuese elaborado en base a la información muestral, entonces no habrá sustento para rechazar la hipótesis de que la talla promedio de los hombres de Omega es 1.80mt.
 

Aquí retomamos por fin la sencillez en la discusión, además de encontrarnos ya bastante cerca de la comprensión del concepto de margen de error. Este margen aparece una vez que, por razones de construcción (las que ya he denominado ‘instrumentales’), el IC es transformado de manera que su centro es el valor 1, es decir, el 100%. La distancia entre el centro (que vale 100%) y cualquiera de los extremos del nuevo intervalo es lo que recibe la denominación de error. Por ejemplo, en nuestro ejemplo de la estatura, el intervalo transformado será de 98.33% a 101.67%, con lo que la amplitud será 1.67%. La amplitud es el valor absoluto de un ‘margen’ que denotamos ±1.67%. En definitiva, el margen caracterizado por la dicha amplitud es lo que conocemos como margen de error.
 

Más información en: http://www.geocities.com/arufast/a02error.html
 

Error de la estimación 
 

Es una medida de su precisión que se corresponde con la amplitud del intervalo de confianza. Cuanta más precisión se desee en la estimación de un parámetro, más estrecho deberá ser el intervalo de confianza y, si se quiere mantener o disminuir el error, más ocurrencias deberán incluirse en la muestra estudiada. En caso de no incluir nuevas observaciones para la muestra, más error se comete al aumentar la precisión. Se suele llamar E, según la fórmula E = ?2 – ?1.
 

Nivel de confianza 
 

Es la probabilidad de que el verdadero valor del parámetro estimado en la población se sitúe en el intervalo de confianza obtenido. El nivel de confianza se denota por (1-?), aunque habitualmente suele expresarse con un porcentaje ((1-?)·100%). Es habitual tomar como nivel de confianza un 95% o un 99%, que se corresponden con valores ? de 0,05 y 0,01, respectivamente.
 

Más información en: http://es.wikipedia.org/wiki/Estimaci%C3%B3n_estad%C3%ADstica
 

 

Diccionario Económico, Diccionario Político, Teoría Económica, Teoría Política

Un nuevo institucionalismo: el cognitivo

1 Comment 24 enero 2007

Por Carlos A. Mendoza, CABI
 

Recientemente toma fuerza un enfoque denominado “institucionalismo cognitivo”, el cual se basa en evidencia empírica sobre cómo los seres humanos razonamos y elegimos. Los proponentes de este nuevo institucionalismo (Mantzavinos, North y Sharif 2004) explican que el origen de las instituciones se relaciona íntimamente con los procesos cognitivos de la mente humana. El cambio institucional se explica como resultado del aprendizaje humano. Por ello, este enfoque aprovecha los descubrimientos de las ciencias cognitivas que intentan describir mejor la interacción entre mente, cerebro y comportamiento.
 

Algunas definiciones básicas
 

Las instituciones son las reglas del juego en una sociedad, las restricciones creadas para estructurar el comportamiento humano, pues proveen (des)incentivos para la acción. Desde un punto de vista externo, son concebidas como regularidades compartidas del comportamiento, o rutinas de una población. Desde una perspectiva interna, son “modelos mentales compartidos”, o soluciones a problemas recurrentes de la interacción social. Están ancladas en la mente de las personas.

La mente tiene como función principal interpretar y clasificar las señales provenientes del medio ambiente, las cuales son percibidas por los sentidos. Por eso, como unidad de análisis, se ha desarrollado el concepto de “modelos mentales”. Estos son estructuras flexibles de conocimiento que evolucionan gradualmente durante nuestro desarrollo cognitivo para organizar nuestras percepciones y almacenar nuestras memorias. Los modelos mentales son formados como respuesta pragmática a problemas específicos, para explicar e interpretar el medio ambiente. Nos permiten predecir, tener una expectativa respecto a lo que podría ocurrir en nuestro alrededor. Pero requieren de validación, de algún tipo de retroalimentación positiva, para poder sobrevivir.
 

El aprendizaje, entonces, se define como la compleja modificación de modelos mentales de acuerdo con la retroalimentación recibida del medio ambiente. El aprendizaje es un proceso evolutivo de ensayo y error.

El “aprendizaje colectivo” ocurre de manera estática cuando hay comunicación entre individuos y se crea un “modelo mental compartido” que facilita una común interpretación de la realidad y, consecuentemente, conduce a soluciones colectivas. Esto generalmente pasa dentro de las organizaciones. El aprendizaje colectivo también pude darse de manera evolutiva, cuando la acumulación y transmisión del conocimiento ocurren en el tiempo, de una generación a otra. El conocimiento teórico se transmite por medio de símbolos, y el práctico por imitación.

Si los modelos mentales se estabilizan, no cambian, se forma una creencia. Una interconexión de creencias es denominada un “sistema de creencias”. Esto puede ocurrir por falta de creatividad para probar otras formas alternativas de resolver viejos y nuevos problemas. También puede deberse a que nada garantiza que la recepción de la retroalimentación proveniente del medio ambiente suceda de forma precisa. Entonces, puede ser que una retroalimentación negativa (que llama al cambio) sea percibida como una positiva (que refuerza el modelo mental existente).

Las instituciones informales, como las convenciones, normas morales y reglas sociales, cuya aplicación depende de la convicción del individuo, o de la presión de la comunidad a la que éste pertenece, surgen de manera endógena, gracias a la interacción espontánea. Una de sus principales funciones es la estabilización de expectativas.
Las instituciones formales, como el marco jurídico de un país, cuya aplicación está a cargo de un tercero (generalmente el estado), son impuestas desde el exterior sobre los individuos y las comunidades a las que ellos pertenecen, como producto de la evolución (usualmente conflictiva) de las relaciones entre diversos actores con poder.
Una “comunidad cultural”, según este marco teórico de referencia, está conformada por todos los individuos que comparten los mismos modelos mentales e instituciones informales.

Un ejemplo
 

Según Mantzavinos, North y Sharif (2004), el estado existe porque provee a los individuos de soluciones a los problemas de credibilidad y protección respecto a potenciales agresores. Es concebido como un agente para la aplicación de la ley y el orden. Este punto se discutirá en un próximo post.
 

Referencia

C. Mantzavinos, D. North y S. Sharif, “Learning, Institutions, and Economic Performance,” Perspectives on Politics, Vol. 2, No. 1 (2004), pp. 75-84.

Calendario

abril 2014
L M X J V S D
« mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Ultimos Comentarios

Archivos Pasados

Categorías

CABI en Youtube

© 2014 The Black Box. Powered by Wordpress.

Daily Edition Theme by WooThemes - Premium Wordpress Themes

Switch to our mobile site