Honduras, Política Internacional

Reformas a la Constitución de Honduras: el origen de la crisis

37 Comments 27 junio 2009

por Carlos A. Mendoza, CABI

Las características de los mecanismos contemplados para la modificación de una Constitución Política son cruciales para que la misma perdure en el tiempo. Entre más flexibles y dinámicos, mayor será su capacidad para absorber shocks externos o internos (para utilizar un término empleado por la economía). Si, por el contrario, es demasiado rígida para adecuarse a los cambios constantes en los modelos mentales compartidos por las elites, entonces suele caerse en la tentación del “borrón y cuenta nueva”. Así que una Constitución tiene más probabilidades de trascender en el tiempo si cuenta con sus propios mecanismos de reforma y, por supuesto, si los mismos son respetados por todos, es decir, les resultan legítimos. [1]

La Constitución Política hondureña, la actualmente vigente, se decretó en enero de 1982. La misma ha sido enmendada en múltiples oportunidades desde entonces. En 27 años de vigencia, el Congreso Nacional ha modificado (o derogado) varios artículos, y ratificado esos mismos cambios, en 22 fechas distintas. En contraste, la Constitución guatemalteca, vigente desde 1986, sólo ha sido enmendada una sola vez, en 1993. [2] La razón de esa aparente volatilidad hondureña y estabilidad guatemalteca se encuentra en las reglas que las respectivas constituciones contemplan para su reforma.

Constitución Política de Honduras

Artículo 373. La reforma de esta Constitución podrá decretarse por el Congreso Nacional, en sesiones ordinarias, con dos tercios de votos de la totalidad de sus miembros. El decreto señalará al efecto el artículo o artículos que hayan de reformarse, debiendo ratificarse por la subsiguiente legislatura ordinaria, por igual número de votos, para que entre en vigencia.

Artículo 374. No podrán reformarse, en ningún caso, el artículo anterior, el presente artículo, los artículos constitucionales que se refieren a la forma de gobierno, al territorio nacional, al período presidencial, a la prohibición para ser nuevamente Presidente de la República, el ciudadano que lo haya desempeñado bajo cualquier título y el referente a quienes no pueden ser Presidentes de la República por el período subsiguiente.

Aspectos importantes de resaltar

Las Constitución hondureña no contempla la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Ese es uno de los objetivos del Presidente Zelaya. Con la “encuesta de opinión” quiere ganar legitimidad para convocar a una ANC.

El artículo 5 de la Constitución contempla las consultas a los ciudadanos (referéndum y plebiscito) para “asuntos de importancia fundamental en la vida nacional”. Pero ello debe ser normado por el Congreso Nacional. Tanto los diputados, como el Presidente, y los ciudadanos, pueden solicitar que se convoque a una consulta. La Constitución, incluso, afirma que “el ejercicio del sufragio en las consultas ciudadanas es obligatorio”. Pero enfatiza que “No será objeto de referéndum o plebiscito los proyectos orientados a reformar el Artículo 374 de esta Constitución” (mencionado antes, sobre los artículos pétreos).

La Constitución hondureña, al igual que la guatemalteca, no permite la reelección (artículo 239), y no sólo prohíbe que se reforme dicho artículo (el 374), sino que también manda se castigue a quien proponga dicha reforma. A diferencia de Guatemala, que cuenta con una Corte de Constitucionalidad, el Congreso Nacional hondureño tiene el poder de interpretar la Constitución (artículo 205, numeral 10).

Dadas estas reglas del juego político, parece evidente que el Presidente Zelaya está actuando de manera inconstitucional, pues ha hecho la convocatoria a consulta (llamada de manera eufemística como “encuesta”) por medio de un Decreto Ejecutivo y no por medio del Congreso Nacional. Por otro lado, la Constitución no contempla reformas por medio de una ANC. Además, si las intenciones del Presidente incluyen posibilitar la reelección, ello también iría en contra de lo establecido por la Constitución vigente.

Papel de las Fuerzas Armadas

Lo que complica la crisis política, básicamente entre poderes del Estado, es el papel que la misma Constitución otorga al Ejército. En el artículo 272 se establece que las Fuerzas Armadas son una entidad profesional, apolítica, obediente y no deliberante, que están bajo el mando de su Comandante General, el Presidente de la República (artículo 277 y 245, numeral 16). Claro que dicho artículo 272 enmarca dicha obediencia al Presidente: “Se constituyen para defender la integridad territorial y la soberanía de la República, mantener la paz, el orden público y el imperio de la Constitución, los principios de libre sufragio y la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República.” Además de esas funciones, el mismo artículo manda a que el Ejército contribuya en “la custodia, transporte y vigilancia de los materiales electorales y demás aspectos de la seguridad del proceso” electoral, bajo la dirección del Tribunal Nacional de Elecciones.

Por lo mencionado anteriormente, si obedecen al Presidente estarían contradiciendo la Constitución. Además, según reportan los medios electrónicos, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) hondureño también se ha pronunciado en contra de la “encuesta” que el Presidente pretende realizar este domingo 28 de junio. Para terminar de enredar la situación (pues son evidentes los problemas de legitimidad dual entre Ejecutivo y Legislativo, y la duplicidad de mando entre Ejecutivo y TSE), hay que agregar que son funciones constitucionales del Congreso Nacional: “Conferir los grados de Mayor a General de División, a propuesta del Poder Ejecutivo” y “Fijar el número de miembros permanentes de la Fuerzas Armadas” (artículo 205, numerales 24 y 25).

La Crisis Estalla

La crisis se inició con el Decreto Ejecutivo con el cual se plantea la consulta ciudadana: “Se le preguntará al pueblo si ¿Está usted de acuerdo que en las elecciones generales de noviembre del 2009, se instale una cuarta urna, para decidir sobre la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, que emita una nueva Constitución de la República, si o no?”. Pero todo estalla cuando el Presidente manda a que las Fuerzas Armadas realicen toda la logística de la llamada “encuesta de opinión” y el general Romeo Vásquez Velásquez, jefe del Estado Mayor Conjunto, se niega a obedecer dicha orden por considerarla inconstitucional. Entonces fue separado del cargo, lo cual generó los acontecimientos que se vienen desarrollando desde el miércoles 24 de junio.

—–
[1] Un concepto clave en todo esto es el de “legitimidad”. Juan Linz la define como “[...] la creencia de que a pesar de sus limitaciones y fallos, las instituciones políticas existentes son mejores que otras que pudieran haber sido establecidas, y que por tanto pueden exigir obediencia”.

[2] Constitución Política de Guatemala:

Artículo 277. Iniciativa. Tiene iniciativa para proponer reformas a la Constitución:
1. El Presidente de la República en Consejo de Ministros;
2. Diez o más diputados al Congreso de la República;
3. La Corte de Constitucionalidad; y
4. El pueblo mediante petición dirigida al Congreso de la República, por no menos de cinco mil ciudadanos debidamente empadronados por el Registro de Ciudadanos.

En Cualquiera de los casos anteriores, el Congreso de la República debe ocuparse sin demora alguna del asunto planteado.

Artículo 278. Asamblea Nacional Constituyente. Para reformar éste o cualquier artículo de los contenidos en el Capítulo I del Título II de esta Constitución, es indispensable que el Congreso de la República, con el voto afirmativo de las dos terceras partes de los miembros que lo integran, convoque a una Asamblea Nacional Constituyente. En el decreto de convocatoria señalará el artículo o los artículos que haya de revisarse y se comunicará al Tribunal Supremo Electoral para que fije la fecha en que se llevarán a cabo las elecciones dentro del plazo máximo de ciento veinte días, procediéndose en lo demás conforme a la Ley Electoral Constitucional.

Artículo 280. Reformas por el Congreso y consulta popular. Para cualquier otra reforma constitucional, será necesario que el Congreso de la República la apruebe con el voto afirmativo de las dos terceras partes del total de diputados. Las reformas no entrarán en vigencia sino hasta que sean ratificadas mediante la consulta popular a que se refiere el artículo 173 de esta Constitución.

Si el resultado de la consulta popular fuere de ratificación de la reforma, ésta entrará en vigencia sesenta días después que el Tribunal Supremo Electoral anuncie el resultado de la consulta.

Artículo 173.- Procedimiento consultivo. Las decisiones políticas de especial trascendencia deberán ser sometidas a procedimiento consultivo de todos los ciudadanos. La consulta será convocada por el Tribunal Supremo Electoral a iniciativa del Presidente de la República o del Congreso de la República, que fijarán con precisión la o las preguntas que se someterán a los ciudadanos. La ley constitucional electoral regulará lo relativo a esta institución.

Your Comments

37 Comments so far

  1. Claro que es muy facil pensar que la existencia de una Corte de Constitucionalidad permitiria mediar entre el Ejecutivo y el Legislativo, haciendo una interpretacion “objetiva” de la Constitucion… Pero el Presidente ya desobedecio la orden de la Corte Suprema de Justicia al negarse a reinstalar en el cargo al militar despedido. Asi que no habria garantia de que obedezca el dictamen de una CC.

  2. ¡Muy buen artículo!
    Solo tengo una observación. El enlace a la constitución de Guatemala de Georgetown.edu tiene la versión de la constitución sin el artículo 281. De hecho he visto varias versiones en Internet que no tienen ese artículo. Entre las que sí la tienen está la del sitio del TSE http://www.tse.org.gt/descargas/Constitucion_Politica_de_la_Republica_de_Guatemala.pdf y la de la URL http://biblio2.url.edu.gt:8991/libros/ConstitucionPolitica.pdf.
    La del sitio del TSE es una versión de la Corte de Constitucionalidad que además contiene resumenes de fallos de esa corte en los que se ha usado cada artículo, es muy ilustrativa.
    Por otra parte, es una situación verdaderamente lamentable la que está ocurriendo en Honduras. El artículo es muy ilustrativo sobre el papel que ha jugado cada actor en el marco de lo permitido por la constitución hondureña y en qué momentos se puede haber transgredido lo dispuesto en ella.

  3. Augusto de León Fajardo dice:

    ¿Para terminar de enredar la situación, dice Usted? (pues son evidentes los problemas de legitimidad dual entre Ejecutivo y Legislativo, y la duplicidad de mando entre Ejecutivo y TSE), hay que agregar que son funciones constitucionales del Congreso Nacional: “Conferir los grados de Mayor a General de División, a propuesta del Poder Ejecutivo” y “Fijar el número de miembros permanentes de la Fuerzas Armadas” (artículo 205, numerales 24 y 25).

    La situación es, por el contrario, muy clara: el presidente Zelaya ha sido electo y contratado para ejercer su cargo en estricto cumplimiento de la Ley. Sí la desobedece, pues la situación está más que clara: el rebelde es él, y con ello se coloca en posición de desacato y debe ser reducido al orden.

    Ni más ni menos que un gerente que desobedece las órdenes de la Junta Directiva de una empresa, que a su vez cumple los mandatos de la Asamblea General de accionistas…

  4. MARIO de URUGUAY dice:

    Muy bueno el artículo, era lo que buscaba. No me queda claro si las pretendidas reformas en la Constitucion intentadas por Zelaya solo refieren a la extensión de su mandato presidencial o tambien a otros puntos. No parece muy racional establecer artículos petreos en las Constituciones, en este caso ni la misma voluntad de los ciudadanos por mayorias puede reformar el art 374 lo que no parece logico, entiendo que esta bien limitar al Congreso pero nunca a los Ciudadanos que siempre deben poder optar por el regimen que mas deseen, con este artículo quedan limitados por siempre, sin tener en cuenta que las sociedades como las ideas cambian y evolucionan. La “democracia” que es una palabra tan reiterada por los politicos, debe ser lo mas directa posible, el pueblo con las mayorias adecuadas siempre debe poder modificar sus normas, con prescidencia de sus representantes. Gracias.

  5. Angel Alberto Arita Orellana dice:

    Muy buen comentario. En el siguiente enlace se puede leer cual fue la gota que que derramó el vaso… saludos
    http://www.proceso.hn/2009/06/28/Nacionales/Decreto.PCM.convocando/14468.html

  6. Mario (de Uruguay),

    No estan claras cuales serian las reformas que Zelaya intentaria realizar a la Constitucion.

    Estoy de acuerdo contigo sobre el problema de los articulos “petreos”. Es relativamente facil cambiar la Constitucion hondureña, pero hay articulos que no se pueden cambiar…

    El mismo concepto de “democracia” cambia con el tiempo.

  7. Augusto,

    Como lo afirmo un par de veces en el POST, me resulta claro que Zelaya es quien esta violando las normas, pero debe reconocerse que el diseño institucional mismo es un tanto “enredado” pues, de por sí, el sistema Presidencialista tiene ese problema de la legitimidad dual, y la Constitucion hondureña pone a las Fuerzas Armadas con dos (incluso tres) jefes: Presidente, Congreso y TSE. A ese “enredo” es al que me refiero…

  8. Agradezco la observacion de Leonel, pues el articulo 281 se refiere a los articulo petreos en Guatemala:

    Artículo 281. Artículos no reformables. En ningún caso podrán reformarse los artículos 140, 141, 165 inciso g), 186 y 187, ni en forma alguna toda cuestión que se refiera a la forma republicana de gobierno, al principio de no reelección para el ejercicio de la Presidencia de la República, ni restársele efectividad o vigencia a los artículos que estatuyen la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República, así como tampoco dejárseles en suspenso o de cualquier otra manera variar o modificar su contenido.

  9. Agradezco el vinculo enviado por el Sr. Arita, que nos ilustra sobre los detalles del Decreto Presidencial PCM-020 para la realización del proyecto denominado “Encuesta de Opinión Pública Convocatoria Asamblea Nacional Constituyente”

    Valor tambien el punto de vista de Elba y Glory. Me parece interesante que se intente enmarcar la crisis en un conflicto de “lucha de clases”. Algo similar ha pasado en Guatemala, con el caso Rosenberg…

    Nota: los comentarios de ellas estan en el POST anterior sobre Honduras http://ca-bi.com/blackbox/?p=2606
    y los mismos son en reaccion al “golpe de Estado”.

  10. Daniel dice:

    La Constitucion no establece mecanismos para dar un golpe de estado o si??? entoonces no se puede decir que fue legal el golpe de hoy…

  11. Ariel Batres V. dice:

    No comparto la idea de resolver los asuntos políticos por medio de un golpe de Estado, en cualquier paìs del mundo. Es como regresar a los oscuros tiempos de los generales al poder, estando éstos al frente o no del poder.

    El que en Honduras lo esté ahora el Presidente del Congreso, investido como Presidente de la República, solo refleja el que un pelele se preste o lo presten para asumir una posición a todas luces funesta para el desarrollo del país.

    El problema es que el mismo Zelaya provocó la situación, con su mal llamada “encuesta de opinión”; siendo prácticamente un pupilo de Hugo Chávez, como que quizo imitar a éste en su Dictadura Perpetua (ver “Yo, el Supremo” -1974-, del paraguayo Augusto Roa Bastos) la que alcanzará mediante “reelecciones” sucesivas hasta que el cuerpo aguante o el pueblo salga de su marasmo.

    Y no sólo a Chávez imitó Zelaya; también a Evo Morales (Bolivia) y a Correa (Ecuador), razón por la cual algunos piensan que la “fiebre” de la reelección es un mál que podría clasificarse como una pandemia nivel 4, misma que esperamos no llegue al nivel 6.

    Zelaya mismo se clavó el penúltimo clavo en su caja mortuoria, donde los enterradores oficiales lo son el Congreso de Honduras y los extraoficiales los militares, mismos que ayer sábado protagonizaron una manifestación en su contra, y hoy domingo a las 6 de la mañana llegaron a sacarlo de su casa particular, avalados por el mismo Congreso y el Tribunal Supremo; a las 9 a.m. ya se encontraba en Costa Rica, dando declaraciones por teléfono a CNN, y a quien podría aplicársele la frase que la madre del último gobernante moro en España le dijo cuando los españoles lograron recuperar el poder después de ocho siglos de dominación: “No llores como mujer lo que no pudiste defender como hombre” (Ver “El último Abencerraje” -1826-, de Francois Chautebriand).

    Esperemos para ver si el último clavo lo logran colocar los políticos de ocasión, o bien si mañana lunes 29 de junio, en la Cumbre Centroamericana que se realizará en Managua, y en donde se espera que llegue Zelaya, éste logre resurgir de héroe caído a político rescatado.

    En lo personal, confío más en el rescate y que logre concluir su mandato -le quedaban sólo 6 meses como gobernante y su Vicepresidente había renunciado para participar en la campaña electoral que cierra en diciembre-pero sin la locura de la reelección.

    De no ser así, hasta podría darse el hecho que otros países que se la llevan de democráticos -hacia afuera- tiendan un cerco comercial y diplomático a Honduras para forzar la situación, con el consiguiente efecto: la población pobre será la que sufra. Hoy mismo 28 de junio, no había gasolina, principió el acaparamiento de productos básicos, los precios sufrirán, y un largo etcétera, donde el ganador será… y los perdedores: la mayoría de la población.

  12. Danilo Miranda dice:

    Te felicito por tu artículo Carlos, es un diagnóstico muy lúcido sobre la situación anterior a los hechos del domingo. Algunos sociólogos del derecho piensan que las reglas del juego (constituciones y leyes) son el resultado de la decisión de los grupos dominantes que en un momento dado son capaces de acordarlas y promulgarlas, con mayor o menor consenso social y legitimidad. Poder y derecho se entrelazan. Las constituciones se presentan posteriormente como inviolables y sagradas por esa legitimidad y se vuelve muy dificil reformarlas y prácticamente imposible en los artículos pétreos, candados diseñados por los constituyentes para defender el statu quo que les es afín. Sin embargo, los grandes cambios sociales muchas veces se acompañan de redefiniciones importantes en las reglas del juego y, como ya ha ocurrido en otros países latinoamericanos en años recientes, consultas populares han legitimado asambleas constituyentes que modifican el diseño institucional previo. Para Vallès (2006) “aunque refleje en mayor medida las propuestas de los actores y grupos con más recursos, una constitución tiene mayor garantía de suprevivencia cuanto más favorable sea el eco que despierta en las actitiudes y los principios compartidos por la mayoría ciuddana. Si el texto constitucional aparece como la imposición intransigente de una parte de la comunidad, la parte perdedora no aceptará el resultado y no cesará de intentar su modificación por todos los medios a su alcance”. Está claro que Zelaya y sus seguidores están inconformes con las reglas del juego y desean cambiarlas, aunque eso no había tenido lugar al momento de la acción castrense, impregnada entonces de un carácter “preventivo”. Me pregunto: ¿Que tan satisfechos se sienten los hondureños con su Carta Magna? Si están conformes, ¿por qué las élites parlamentarias, juridiccionales y militares temen una consulta sobre el asunto?
    Un triunfo del “no”, incluso favorecería y legitimaría a los defensores del statu quo constitucional, de manera que su resistencia podría explicarse a que ven factible un triunfo del “sí” (que no tendría ventajas con un tribunal electoral antizelayista) y al riesgo que correrían sus intereses. Por otro lado, si existe satisfacción en la población, ¿cuáles serían los incentivos de Zelaya para promover una consulta que trunque sus intenciones?, ¿confía en un triunfo?, ¿o son acciones desesperadas al acercarse el fin de su mandato? A lo mejor hasta calculó de antemano los costes de promover la consulta, previó su derrocamiento y confió en que obtendría el respaldo doméstico e internacional como presidente constitucional si era separado de su cargo ilícitamente.
    Esto nos lleva a pensar que definitivamente las acciones de Zelaya eran ilegales, pero cobran sentido desde el punto de vista político. Por otro lado, las acciones de los golpistas adquieren significado ante la amenaza que veían en Zelaya y un posible apoyo popular a su mandato; pero para ello tuvieron que recurrir a una ruptura del orden constitucional mediante un golpe de Estado que erosionó la credibilidad del país, lo aisla de la comunidad internacional, y ha sido mal visto por todo aquel demócrata que rechaza mecanismos semejantes como modo de acceso al poder.
    Más que un proceso que requiera una postura jurídica, creo que el asunto se resolverá en función del poder. Según la constitución “La suplantación de la soberanía popular y la usurpación de los poderes constituidos se tipifican como delitos de traición a la Patria”. ¿Quien será el traidor? Dependerá quien se imponga al final y quien tenga la capacidad de presentarse como legítimo. Micheletti está cuesta arriba en ese sentido por el “método” utilizado y tendrán que resistir hasta las elecciones todo tipo de presiones para lograr sus propósitos de mantener la situación irregular . Mientras tanto, Zelaya goza de la legitimidad derivada de las urnas. No sería extraño que el poder e influencia de los actores que lo respaldan dentro y fuera de Honduras haga que en pocos días regrese a Tegucigalpa por la puerta grande y el golpe de Estado se convierta en un “golpe fallido”. El rechazo internacional es demasiado fuerte para que las élites golpistas permanezcan indiferentes, Honduras es un país pequeño y débil que podría terminar cediendo a las presiones de la OEA, SICA, EEUU, UE etc. El descontento doméstico y la posible represión también jugarían en contra de Micheletti y compañía.

  13. Mark dice:

    Carlos, these are some great points regarding the amendment of the constitution. I believe if the document is well written, it should be difficult to change. In my home country of the US, the Constitution has only been amended 26 times in 230 years, and if you discount the Bill of Rights, it is really only 16 times.

    Modern man is fascinated by change and pursues it at all costs; wise drafters of constitutional documents will recognize this and make it difficult for the mob to run rampant over constitutional principles.

  14. Hi Mark, take into consideration that the US Constitution has been amended after very painful and costly conflicts, such as the Civil War (more than 600,000 casualties) and the too many years (and lives) of the Civil Rights movement (100 years after the emancipation declaration)… It is also more difficult to amend the US Constitution due to the Federal arrangement.

  15. ESTOY BIEN CLARO QUE EL PRESIDENTE ZELAYA, PECO POR ANTICONSTITUCIONAL , LOS ARTICULOS QUE SE EXCRIMEN SON TOTALMENTE CLAROS, PERO ERA LA FORMA , SI TIENEN UNA CONSTITUCION POR QUE NO FUE APRESADO Y JUZGADO POR TRAIDOR A LA PATRIA COMO ESTABLECE SU PROPIA CONSTITUCION SON LOS ERRORES QUE SE COMETEN CUANDO TAMBIEN SE VIOLA LA CONSTITUCION, LA OEA SE MANIFESTO SIN ESCUCHAR A LOS PODERES HONDUREÑOS POR LA MANERA. HAY ERRORES GARRAFALES. MIRENSE EN EL ESPEJO DE VENEZUELA.

  16. LOS DIPUTADOS SON DE VARIOS PARTIDOS POLITICOS PREGUNTO, DE SER CIERTO LAS REPRESENTACIONES DE LOS PUEBLOS ESTAN EL CONGRESO. LOS PARTIDOS POLITICOS Y REPRESENTACIONES INDEPENDIENTES PUEDEN SOLICITAR LAS REFORMAS , ASI COMO SE MODIFICA CON EL TIEMPO LA DEMOCRACIA, LAS REPRESENTACIONES TAMBIEN POR QUE HACER LAS COSAS COMO CHAVEZ, SEÑORES HONDUREÑOS POR FAVOR NO SE EQUIVOQUEN EN VENEZUELA FALTA POCO PARA UNA DICTADURA O GUERRA CIVIL , QUE DEBEMOS EVITAR POR TODOS NUESTROS HERMANOS MADRES E HIJOS, POR ESO AGUANTAMOS HASTA EL DIA DE LA ELECCIONES, PERO EL DICTADOR TRATA DE PROVOCAR E INCITAR AL ODIO DONDE NOSOTROS NO HEMOS CAIDO CUIDADO HERMANOS HONDUREÑOS NO SE EQUIVOQUEN

  17. Carlos Mendoza dice:

    Quiero hacer una precision sobre el hecho de que Honduras no cuenta con Corte de Constitucionalidad:

    Segun el Art. 184 es a la Corte Suprema de Justicia a quien le compete declarar si una ley es inconstitucional.

    Segun el Art. 313 conoce los recursos de inconstitucionalidad, organizandose en un Sala de lo Constitucional (Art. 316, al estilo de Costa Rica).

    Sin embargo, de acuerdo al Art. 205, es el Congreso Nacional quien interpreta las leyes e, incluso, puede “Interpretar la Constitución de la República en sesiones ordinarias, en una sola legislatura, con dos tercios de votos de la totalidad de sus miembros. Por este procedimiento no podrán interpretarse los Artículos 373 y 374 Constitucionales.” (Numeral 10)

  18. Arturo dice:

    por lo tanto la única forma de reforma a la constitución y por ende al sistema político, es por medio de una guerra civil, lo que es lamentable, pero el principio de autodeterminación de los pueblos, es en todo caso absoluto e irrenunciable.

  19. FABIOLA MORÁN dice:

    Comparto la opinión del señor Carlos Mendoza, ya que considero que el primero en romper el orden institucional en el vecino país fue el presidente Zelaya, fue el quién no respeto las reglas del juego; y es que si el Presidente no respeta la constitución del país al que representa quién lo hará?…Sin embargo bajo ningún punto de vista apruebo la actitud tomada por los demás representantes del pueblo Hondureño al dar un Golpe de Estado, mandando al Presidente a Costa Rica sin respetar sus derechos y violando sus garantías constitucionales, considero que no era la forma de hecerlo, y más delesnable aún la actitud del congreso de dar posesión a un nuevo presidente basándose en una carta de renuncia del presidente Zelaya, la cual es de dudosa procedencia. Creo que la mayoría de países del continente estamos tristes ante este retroceso del pueblo Hondureño en esta ardua lucha de respetar el gobierno del pueblo y no de unos pocos.

  20. Rodrigo dice:

    El presidente ZELAYA pensó en cambiar una constitución en muchos aspectos pétrea y en otros excluyente de la participación democrática, pues no puede ser reformada por asamblea constituyente ni por referendum.

    Pero General Romeo Vasquez y el Congreso la cambiaron de verdad (la constitución) al derrocar al Presidente, en lugar de seguir el procedimiento constitucional establecido en la misma constitución para juzgar las presuntas faltas del presidente. Se violó el debido proceso de Zelaya quien tenía el derecho a oido y vencido en juicio por el Congreso, si en verdad había cometido algún delito.

    Los homicidios (caso de Cesar Ham congresista y lider opositor asesinado luego del golpe, entre otros) y las violaciones de los derechos individuales cometidos por la fuerza militar muestran la catadura antiliberal y dictatorial de los actuales usurpadores del poder ejecutivo. Cuántas ordenes de cáptura ha librado la fiscalia por esos hechos?

  21. jenni rodriguez dice:

    Si el presidente Zelaya fallo,nada justifica un golpe de estado ,lo ideal era su detencion y juzgarlo ¡eso es lo legal! Necesito que aclare ese punto no discutido en su articulo .

  22. Jenni,

    Gracias por el comentario, pues me permite aclarar que este articulo fue escrito el viernes 26 de junio, y lo termine de pulir el sabado 27 por la manhana cuando lo subi al BLOG. Por lo tanto, no habia ocurrido el golpe de Estado.

    Por supuesto, estoy de acuerdo con que la forma de proceder era seguir el debido proceso legal, aunque no me queda claro en que consiste para el caso del Presidente y el tipo de delitos por los cuales es acusado. Por ello, he dicho en mi ultimo post, sobre los tres errores, que el Congreso Nacional tambien daño su nivel de legitimidad.

  23. nathalie dice:

    De hecho que el remedio salio peor que la enfermedad porque por juzgar y castigar a un solo hombre que fue electo por el pueblo se estan vilentando las garantias constitucionales de muchos hondureños y esta constitución es muy taxativa. En todo caso los derechos del publos los derechos constitucionales como el derecho a manifestarse, el toque de queda es algo que retrocede eso no es democracia creo que este articulo si esta escrito son apasionamientos politicos, aqui en nicaragua nunca se lograria escribir algo asi, pero en todo caso creo que nuestra constitución si protege nuestros derechos como ciudadnos hay plena libertad de organizacion y en cuanto a derechos sociales es muy buena. Pero me quedo con una duda los tiempos cambian y será necesaria una guerra para reformar estos articulos porque todos los extremos son malos osea que de aqui a diez años o mas 30 siempre son necesarios los cambios si no nos estancamos, con este tipo da articulos comeinzan las grandes represiones miren que aqui en nicaragua estuvimos intervenidos muchos años y no dudo que se hayan iniciados con arto. de este tipo

  24. natahlie dice:

    muy buen reporte y en cuanto al anterior quise decir que esta escrito sin apasionamientos, y que cual sera el efecto de no reformar nunca ciertos artos.

  25. José Antonio García Morales dice:

    Estimado Carlos,

    Excelente artículo. Me parece sumamente conciso y explicativo. Ya se lo envié a varios colegas mexicanos para que le echen un vistazo.

    Yo también considero que el primero en actuar fuera de la ley fue Zelaya, cuestión que se le está olvidando a la opinión internacional. Sin embargo, la oposición se equivocó con el golpe. Faltó templanza y asesoría profesional.

    ¿Qué debería ocurrir ahora? Yo considero que 2, 3 o 10 personas no deben de estar por encima del pueblo hondureño y sus instituciones. Honduras va a salir muy mal parado de esta situación frente a la comunidad internacional. Personalmente me gustaría que se procesara a todos los que hayan violado las leyes, caiga quien caiga, Zelaya, Micheletti, Vásquez, quien sea. Fiat iustitia et pereat mundus… quizá.

    Hago votos por que nuestros hermanos hondureños encuentren la mejor manera de resolver esta situación.

    Saludos desde México,

    Pepe

  26. Esther dice:

    Su articulo parece ser muy objetivo, pero no aclara ¿cual es la medida constitucional que debe tomar el poder legislativo en este caso?. quisiera saber ¿en que parte de la constitución hondureña esta establecido que la fuerza militar puede sacar a punta de pistola y en medio de la noche al presidente de la Republica y dejarlo en pijamas en cualquier pais?, amigo realmente cree usted que por mucha palabreria juridica pueden justificar lo que claramente resulta UN GOLPE DE ESTADO.

  27. Estimada Esther,

    Este BLOG, mis socios de CABI, y yo, somos ajenos al conflicto politico que vive Honduras. No tenemos ningun interes al respecto. Somos ciudadanos guatemaltecos.

    Yo, simplemente, me limito a dar un analisis desde la perspectiva de un politologo, sobre lo que veo que ocurre, con la informacion que tengo disponible, la cual reconozco que puede ser parcial e incompleta, pero eso esta fuera de mi control. Intento ser lo mas objetivo posible considerando las versiones de ambos bandos. De hecho, no es mi objetivo determinar quienes son los culpables. Analizo los hechos lo mas friamente posible.

    Eso si, lamentamos los hechos de violencia que han ocurrido. Esperamos se restablezca la paz en nuestro vecino y hermano pais. CM.

    PS. Nuevamente me veo en la necesidad de aclarar que este articulo fue escrito ANTES de la expulsion de Zelaya.

  28. Antonio Polanco dice:

    Excelente articulo Carlos, aplaudo el enfoque y lo conciso del mismo. Una de las definiciones de sabiduria que conozco es la de aprender de los errores de los demas, y esta situacion debiera de poner las barbas en remojo de las autoridades de nuestros paises y evitar seguir fraguando planes de perpetuidad en el poder sin seguir lo que manda el orden publico.

  29. victor dice:

    Carlos, también van mis felicitaciones por tu claro enfoque juridico. Pero me quedan ciertas dudas respecto al proceso.

    A saber, el Artículo 3º de la Constitución de Honduras plantea: ‘Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador ni a quienes asuman funciones o empleos públicos por la fuerza de las armas o usando medios o procedimientos que quebranten o desconozcan lo que esta Constitución y las leyes establecen. Los actos verificados por tales autoridades son nulos. el pueblo tiene derecho a recurrir a la insurrección en defensa del orden constitucional’.

    Podríamos decir que la acción del Ejército, en cierto modo, se puede clasificar como atentatoria de lo planteado. Por otra parte, es verdad que en el Artículo 272º dice que las FFAA ‘ Se constituyen para defender la integridad territorial y la soberanía de la República, mantener la paz, el orden público y el imperio de la Constitución, los principios de libre sufragio y la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República’.

    Entonces estamos frente a una situación constitucionalmente contradictoria. ¿Casual o Causado?

    Estoy de acuerdo con otros foristas respecto a que parece que la Constitución de Honduras está encriptada. Luego ¿Porqué? o más bien ¿Para qué?

    Me parece que la respuesta está en las intenciones que tuvieron los creadores de ella en 1982, cuando los mismos militares entregaron el poder.

    Este escenario ha ocurrido en otros países latinoamericanos y se les llama ‘Leyes de Amarre’. ¿Lamentable no?. Un saludo.

  30. MARIO de Uruguay dice:

    Nuevamente intervengo, esta vez con la expectativa que alguien, algun abogado idoneo de Honduras, nos explique cual es el procedimiento que se debió seguir ante los intentos de violación de la Consttución del presidente Zelaya, recuerdo en el Brasil de Collor de Mello cuando se inicio un juicio Politíco y finalmente se le derrocó ( sin que corriera una unica gota de sangre ). En mi país Uruguay existe un proceso regulado en la Constitución para una situación analoga, que se dirime ante las Camaras. Creo que esto sería muy útil, gracias.

  31. Lautaro Costantini dice:

    Me he interesado en la situación hondureña desde sus inicios, y debo decir que mis magros estudios en Derecho Constitucional y en Teoría General del Estado me dejaron pensando con respecto a esta situación.
    Yo estoy totalmente convencido de que hubo un golpe de Estado, pero voy a tratar de ver una posible salida a esta solución desde un punto de vista constitucional (al menos, lo más que se pueda).
    Me parece que el problema va más allá de Zelaya o Micheletti, sino que el problema es la Constitución misma, que con su rigidez genera estos problemas. El poder constituido está claramente entorpeciendo al Poder Constituyente que los hondureños tienen (art. 2); el poder de una Constitución no peude ser mayor que el poder de la Nación que decide esa Constitución.
    Si bien es cierto que la Constitución no habla de una Asamblea, había escuchado en las noticias que Zelaya, por tan siquiera insinuar la reforma a los artículos pétreos, estaba ya inhabilitado de su cargo. Sin embargo, en la Constitución no encontré ese artículo. ¿Podrían decirme cuál es?
    Si Zelaya vuelve o Micheletti se queda, es claro que la Constitución debe ser cambiada; una Constitución así de pétrea sólo puede ser anulada por una Revolución o por un golpe de Estado, y no mediante pasos legales. Ahora, y esto es sólo una humilde sugerencia, entre las atribuciones del Poder Judicial está el de decir qué leyes son inconstitucionales o no y, en el caso de este mismo Poder, la Constitución no especifica que los artículos 373 y 374 no puedan ser declarados inconstitucionales (tal vez por omisión…). Además, sus decisiones de inconstitucionalidad no tendrían que pasar por el Congreso, y son de aplicación inmediata. ¿Podría ser que la Corte Suprema declarara inconstitucionales estos dos artículos en base a que reprimen el Poder Constituyente y que, por lo tanto, contradicen al artículo 2? Fuera de la reelección o no, me parece fundamental quitarle lo pétreo a la Constitución.
    Ahora, en un plano menos jurídico, dudo que esto vaya a pasar, puesto que la Corte Suprema misma apoya el golpe cívico-militar (que es más militar que cívico). Zelaya cometió una imprudencia, tal vez un acto incontitucional; pero expulsarlo a Costa Rica también es inconstitucional después de todo!

  32. yomismo dice:

    Una Asamblea Constituyente no tiene por qué reformar la Constitución.

    Puede derogar la Constitución vigente y establecer una nueva Constitución.

    Los derechos humanos incluyen el derecho de determinación de los pueblos, que es inalienable.

    El poder del Estado emana del pueblo, y el pueblo tiene el derecho a decidir en cualquier momento realizar una Asamblea Constituyente y realizar una nueva Constitución para gobernarse. Es uno de los derecho universales que no pueden ser acotados por ninguna ley.

    La oligarquía en honduras pretende que el pueblo no pueda ejercer sus derechos: lo vemos también en las brutales represiones de los golpistas.

  33. Annie dice:

    Muy buenos los comentarios dejados en este página, a diferencia de otras en las que dejan post que insultan y que no aportan nada para el analisis de la situación de Honduras.
    Yo soy de la opinión que hubo un golpe de Estado, pero estoy abierta a entender cuales fueron las causas que lo originaron, lamentablemente al ver la manipulación que se le ha dado a la situación, para mi los promotores y defensores del golpe tienen poca (o ninguna credibilidad).
    Independientemente de que mi apreciación sea correcta o no, al ver todas las inconsistencias y vacíos que tiene la Constitución soy de la opinión que es necesaria la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente, amparada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el art. 2 de la Constitución, en el que se dice que: “La soberanía corresponde al pueblo del cual emanan todos los poderes del Estado que se ejercen por representación.”, por lo que pienso que ahora se deberá establecer los mecanismos enmarcados dentro de la “legalidad” para su respectiva convocatoria.

  34. ivette dice:

    no tenia q ser un golpe de estado……… solo fue una violacion a la constitucion de honduras……..ok es claro la misma constituciob lo dice…….. saludos desde santa elena la grecia de el salvador.

  35. Darwin dice:

    ¿Cómo es posible que se puedan plantear en una constitución artículos que son irreformables? ¿Quiere esto decir que dentro de 100 ó 200 años estos artículos seguirían siendo irreformables aunque todo el cuerpo electoral quisiera cambiarlos? El cuerpo electoral de 1982, el que aprobó la actual constitución, se impone así ad-eternum como el único legítimo para dictar a los hondureños del futuro su derecho a darse las leyes que consideren. ¿Puede haber mayor absurdo? Una constitución así se convierte en ilegítima, nula e irracional por el mero hecho de hurtar a la soberanía popular su derecho a administrarse en cada momento.

  36. fernando rivera dice:

    pepe lobo quiere que se repita lo de mel, el pueblo ya se conso de lo mismos argumentos, no tenemos que dejarnos guiar por la OEA

  37. nicolle escoto dice:

    que bien que tenian esto lo necesitaba para una exposicion que de hecho es mi examen parcial…


Share your view

Post a comment

Calendario

abril 2014
L M X J V S D
« mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Ultimos Comentarios

Archivos Pasados

Categorías

CABI en Youtube

© 2014 The Black Box. Powered by Wordpress.

Daily Edition Theme by WooThemes - Premium Wordpress Themes

Switch to our mobile site