Libro: El Aleph

por Paulo De León, CABI
Autor del libro: Jorge Luis Borges

He aquí releyendo al gran Borges 20 años después de la primera vez. Si bien Ficciones (reseñado hace algunas semanas) es mi favorito, los cuentos del Aleph no dejan de asombrar al lector sobre la capacidad imaginativa y descriptiva del maestro argentino. Los mundos de Borges son complejos y universales. Cuentos situados en Africa, México, Europa, Asia dan rienda suelta a la imaginación y la profundidad narrativa del autor.

En El Aleph esta el cuento «El inmortal» que me marco cuando lo lei hace 20 años y que cada cierto tiempo me recuero de el dado el mensaje frontal de tan fabuloso cuento. Alli cuenta de la busqueda de la ciudad donde la gente es inmortal pero que esa inmortalidad les hace ser personas frias, sin preocupaciones, lentas y sin planes ya que saben que como son inmortales prefieren la pasividad y la irrelevancia de vidas vacias y sin sentido con la excusa de: tengo tiempo. El cuento es mucho más que este mensaje, es también la unión de filosofía griega (estoicos). De hecho, el inmortal en el cuento de Borges es Homero.

El Zahir es probablemente el cuento que más me gusto en ésta segunda lectura y tiene que ver con un objeto, una moneda que recibe de cambio por el pago de una cerveza en un bar de Buenos Aires y a la que no puede dejar de pensar en ella. Es sobre la inmaterialidad y el concepto abstracto del dinero (y es que eso es, el dinero no es otra cosa que poder adquisitivo no su valor intrinseco-que es practicamente cero). Pero el Zahir, puede ser cualquier otro objeto que nos quita y roba tiempo y paz mental.

El resto de cuentos son buenos: el brutal » Deutsches Requiem», el intrigante «La busca de Averroes», entre otros más y por supuesto el fantástico «El Aleph» un punto de una esfera que concentra todos los puntos y las perspectivas del globo terráqueo.

Deja un comentario